domingo, 7 de mayo de 2017

¿Vida antes de la vida?

Entre la creencia y la estupefacción, todos los supuestos casos de reencarnación son vistos desde nuestro mundo racional como algo extraño e imposible. El término nos viene del budismo. Éste nos dice que todos y cada uno de los seres con consciencia aparecen y desaparecen en función del karma (energía trascendente que generada a partir de los actos de las personas, sean buenos o malos), por lo que las acciones del cuerpo, habla y pensamiento, tienen unos efectos sobre lo que será la vida posterior del individuo. Así el Alma del individuo irá a otro cuerpo, especialmente otro ser humano. El hecho de que hayá personas que afirmen haber sido otra persona en un tiempo anterior, hizo preguntarse a muchos si habría vida antes de la propia vida. 


Casos sobre reencarnación (o supuesta reencarnación hay muchos), aunque quizás los más llamativos sean en niños pequeños nacidos en familias donde han habido muertes infantiles. No obstante, los casos de vidas pasadas dan para mucho y es evidente que algunos se han aprovechado de la popularidad de este fenómeno para decir que si eran tal Rey o gobernante como si el rango hiciera más importante su caso. 


Un caso de posible reencarnación lo encontramos en una historia ocurrida concretamente en la India. El 19 de Enero de 1951, un niño llamado Munna, de seis años de edad se encuentra jugando frente a la tienda de su padre quien era el peluquero de la ciudad cuando dos desconocidos irrumpen y se lo llevan, asesinandolo posteriormente. Tras un tiempo de busqueda lo encuentran degollado en la orilla de un río. Los hombres culpables de tan horrible crimen fueron encontrados y entregados a la policía, pero no se pudo determinar la prueba del delito cometido por lo que fueron puestos en libertad. La familia del niño logicamente estaba destrozada.
Justo en ese momento, en otra ciudad de ese país nace un niño que en sus primeros años comienza a mostrar un extraño comportamiento (dicho de forma sutil). A los dos años les pedía a sus padres que lo llevaran a su otra casa, diciendo que veía a sus otros padres y que le entregaran juguetes que nunca tuvo.
Curiosamente, el niño nació con una marca de nacimiento en su cuello (¡Qué sorpresa!)
Muchas veces el niño lleno de temor les habla a sus padres sobre su otra vida y como fue asesinado por dos hombres, dando detalles desconocidos para la opinión pública.  Esto llega a oídos del padre de  Munna, el niño asesinado, quien intentó acercarse a aquel niño, hasta que finalmente los padres de él accedieron. Cuando éste vió al peluquero y su mujer, se les acerco abrazándolos. El niño (entonces de 4 años de edad) les había reconocido. 


Esta historia fue muy investigada y nunca se vio nada en claro a no ser que fuera un caso efectivo de verdadera reencarnación. Desde ese momento, han habido gran cantidad de testimonios sobre supuestas reencarnaciones, que ha algunos les hicieron preguntarse sobre la posibilidad de que hubiera vida antes de la propia vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario