viernes, 5 de mayo de 2017

Gracias

Los que me lean dirán que me he vuelto loco, pero a los Le Pen, tipos de las coletas y demás únicamente les puedo dar las gracias (al menos de forma figurada) porque en un mundo tan anodino, en una Europa tan de quejicas  cuando lo tenemos todo (cuentale a alguien de un poblado de África que tendrá a su disposición agua potable, educación y sanidad y se pondría la mar de contento) y parece que todo esta en su sitio, es agradable saber que ahora nosotros tenemos a quienes combatir (¿o siempre lo tuvimos y no nos dimos cuenta?). Tenemos que combatir las mentiras demagógicas de ideologías populistas, extremistas y xenófobas que al albur de una crisis de valores (de la que derivan otras crisis como la económica) han fomentado el enfrentamiento y el insulto.


Afortunadamente (de momento) no hay un Hitler o un Stalin a quien combatir, pero desde la Verdad y la Democracia tenemos que luchar contra todos aquellos que utilizando argumentos de patio de colegio (no más de 140 carácteres) que en muchos casos hay individuos que compran (cambien "banca" por "Ibex" o "pueblo" por gente y veran que entre Le Pen y cierto individuo con coleta no hay más diferencia que la existente entre un perro y el mismo perro con distinto collar) contra quienes hay que combatir con la fuerza de la razón y sabiendo que será una lucha desigual a nuestro favor, pero que también será como hablar con una pared.
Efectivamente; hay que darle las gracias a estos extremistas de derechas o izquierdas que pretenden dinamitar lo conseguido, aniquilando a los que se oponen a ellos. Gracias estos individuos nefastos, que no representan más que a sectarios y totalitarios (ellos no son ni toda la gente, ni el pueblo), sabemos que la lucha por la Democracia y los valores que ésta representa es algo continuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario