sábado, 11 de marzo de 2017

"Riqui raca"

“Riqui raca zumbarraca sim bon ba, riá riá riá, Tenerife, Tenerife y nadie más”
Aparentemente era un simple trabajador del antiguo Banco Hispano Americano, pero Paco Zuppo no era un ciudadano cualquiera. Toda una institución en Santa Cruz, Zuppo, silbato en mano, siempre estaba dispuesto a dirigir espontaneamente el tráfico como si de un guardia urbano se tratase. No obstante, sería en el Heliodoro Rodríguez López cuando se transformaba. 


Paco Zuppo, como de un director de orquesta, dirigía la animación en el estadio, para que todos y cada uno de los presentes entonase un particular grito de guerra. Efectivamente, el riqui raca se convirtió en parte esencial del Tenerife gracias a un Zuppo, que se convirtió en el animador oficial del club, gozando de un gran reconocimiento popular entre la afición. Ahí, desde el centro del campo, comenzaba a entonar el riqui raca. Así fue distinguido con la Medalla de Oro y Brillantes del Tenerife, aparte de recibir una medalla de bronce por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz (puede que fuera por ser un ciudadano ejemplar, ayudando a dirigir el tráfico). 

Tenerife, temporada 1961/62

Lo cierto es que más allá de Zuppo, el riqui raca (entonado ya desde los años 50 cuando el equipo estaba aún en categorías regionales) se convirtió en parte de la idiosincrasia del club hasta el punto de aparecer como grito de guerra en el final del himno del club, compuesto por los Huaracheros a principios de los años 60 en el año en el que el club tinerfeño ascendía por primera vez a la Primera División. 


En 2010 con 90 años, fallecía Zuppo y no sé que quieren que les diga, pero a pesar del paso de los años, de éxitos y fracasos, cada vez que suena el riqui raca, en ese preciso momento, el gran Paco Zuppo vuelve a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario