sábado, 11 de marzo de 2017

¿Qué ocurrió con los diez negritos?

Una de las obras de suspense más reconocidas y mencionadas de la historia de la literatura... y es que para Agatha Christie no iba a ser Herculé Poirot o Miss Marple. Ocho personas, desconocidas entre ellas y que aparentemente no tienen nada en común, invitados a una isla (llamada la isla del negro) apartentemente desierta. Junto a los sirvientes hay tan solo diez personas y en cada habitación un poema infantil; la canción de los diez negritos ¿Qué significa esto?


La primera noche, durante la cena, los invitados observan diez pequeñas figuras de porcelana, diez negritos, sobre la mesa del comedor. A continuación, una grabación les acusa uno por uno de haber sido culpables de forma directa o indirecta de la muerte de diversas personas en el pasado, algo sorprendente, dado que sólo ellos podían saber tales hechos. Varios se exoneran, alegando que dichas muertes eran inevitables. 


A partir de ahí, la tragedia. Sus vidas esta en peligro en una isla desierta donde un extraño les acaba de amenazar y cumplirá paso a paso el contenido de aquella cancioncita/poema infantil de los diez negritos. Un triste presagio de su final:
Diez negritos se fueron a cenar;
uno se asfixió y quedaron nueve.
Nueve negritos estuvieron despiertos hasta muy tarde;
uno se quedó dormido y entonces quedaron ocho.
Ocho negritos viajaron por Devon;
uno dijo que se quedaría allí y quedaron siete.
Siete negritos cortaron leña;
uno se cortó en dos y quedaron seis.
Seis negritos jugaron con una colmena;
una abeja picó a uno de ellos y quedaron cinco.
Cinco negritos estudiaron Derecho;
uno se hizo magistrado y quedaron cuatro.
Cuatro negritos fueron al mar;
un arenque rojo se tragó a uno y quedaron tres.
Tres negritos pasearon por el zoo;
un gran oso atacó a uno y quedaron dos.
Dos negritos se sentaron al sol;
uno de ellos se tostó y sólo quedó uno.
Un negrito quedó sólo;
se ahorcó y no quedó... ¡ninguno!
Fuertemente claustrofóbica (una isla solitaria donde parece haber un criminal suelto, sediento por ejercer su justicia con los malvados a los que ha invitado), "Diez Negritos" es una de esas obras inmortales que no pasan el tiempo por ella. Sí; Agatha Cristie demostró nuevamente que era la Dama del Misterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario