sábado, 11 de febrero de 2017

El trío mágico

Sí la Juventus (conocida por todos los amantes al fútbol como la vecchia signora) alcanzó altas cotas deportivas, fue gracias a una de las mejores delanteras que ha tenido el fútbol italiano y que estaba formada por tres grandes: el italiano Giampiero Boniperti, el argentino (nacionalizado italiano) Enrique Omar Sívori y el galés John Charles.


Boniperti era un delantero rompedor, capitán del equipo, que es el máximo goleador de toda la historia de la Juventus con 444 goles.  Los otros dos no le iban a la zaga: Sivori (al que todos conocían como "el cabezón"), que ganó un Balón de Oro, era un grandioso goleador destacando no sólo en su club, sino en la Selección Italiana, y Charles, un tipo realmente alto (lo conocieron como "The Good Giant", el buen gigante en inglés) con su gran calidad a la hora de asistir y golear fue una de esas rara avis que demostró que un futbolista de las Islas Británicas podía triunfar fuera de su tierra. 

De derecha a izquierda: Sívori, Charles y Boniperti

Con un juego ofensivo consiguieron 3 Ligas y 2 Copas, aunque no pudieron hacer nada en una Copa de Europa donde aún estaban muy lejos de alcanzar éxitos importantes. Con la marcha de Boniperti tras 15 años (luego sería Presidente del equipo turines y a día de hoy es su Presidente de Honor) y Charles en su retorno al Leeds, acabó por hacer que la Juventus cediera el terreno a los dos grandes equipos milaneses (Inter y Milán) que curiosamente si consiguieron la Copa de Europa. 


Sívori se quedó hasta 1965 para acabar retirándose en el Napoles, terminando por así decirlo una etapa gloriosa en la Juventus de Turín. Fue el último en irse de una delantera mágica; una de las más grandes de la historia del fútbol italiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario