lunes, 2 de enero de 2017

El sabio Quirón

Entre la horror y la bestialidad, ahí se encontraban figuras como los centauros, seres con  cuerpo de caballo y torno de hombre (su contraparte femenina serían las centáurides), los cuales eran personajes calificados de salvajes, sin leyes ni hospitalidad, esclavos de las pasiones animales. Peligroso para los humanos era entrar en contacto con los centauros, pero como toda regla, también hay excepciones. Una de ellas era la de un centauro sabio que tenía el nombre de Quirón.


Quirón era un centauro inteligente y bienhechor, hijo de Crono y de Fílira, el cual destacó por ser un gran educador en materias tales como la música, el arte, la caza (los centauros eran expertos arqueros), la moral, la medicina y la cirugía. 
Su fama de centauro sabio y prudente corrió por toda la Grecia clásica, siendo educador de héroes tan conocidos por todos como fueron Aquiles, Teseo, Jasón y Heracles entre muchos otros. Sus conocimientos en el campo de la medicina lo hicieron único no sólo dentro de su especie (algo más que evidente), sino de todo el mundo conocido dado su prodigioso uso de las manos. De hecho, su nombre, Quirón, es un derivado de χείρ "mano" traduciendose como "hábil con las manos", relacionandose además con el término médico χειρουργός "cirujano, que trabaja con las manos".

Quirón educando a Aquiles

Sin embargo, el final terrestre de Quirón fue muy triste. Heracles (que había sido discípulo suyo) le disparó accidentalmente una flecha envenenada con la sangre de la Hidra en el transcurso de una lucha con los centauros, los cuales huían hacia precisamente el hogar de Quirón, ubicado en una cueva del monte Pelión en Tesalia. El buen centauro contrajo una dolorosa herida incurable. Era tan tremendos los dolores de Quirón que éste cedió su inmortalidad a Prometeo para poder así morir tranquilo. 


Sin embargo, este no podía ser el final de tan grande maestro como había sido el buen Quirón. Su medio hermano Zeus (ambos eran hijos de Crono) hizo que fuera ascendido al cielo como la constelación Sagitaria, que se encuentra en la elíptica del Zodiaco, pudiéndose ver desde el hemisferio norte. Así Quirón, el buen maestro, alcanzaría la inmortalidad en los cielos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario