sábado, 28 de enero de 2017

Cuando "Shaq" machacaba

Imaginense a un tipo de más de 2 metros, que es una auténtica mole muscular, entrando a canasta, mientras tú, pobre rival, sólo puedes desear que no sea muy duro contigo. Sí; Shaquille O'Neal era de esos jugadores que tenían el aro entre ceja y ceja... y a día de hoy podemos decir que es uno de los pívots más determinantes de la historia del baloncesto. 


Comenzando en Orlando, su gran salto lo daría a los Ángeles Lakers post-Magic Johnson, que volverían a reverdecer viejos laureles gracias al dúo formado por "Shaq" y Kobe Bryant (años después se pelearían, pero esa es otra historia) con un juego arrollador, que ponía fin a la dictadura baloncestística ejercida por los Bulls del inimitable Michael Jordan. 

Kobe-O'Neal, compañeros... ¿y rivales?

Aparte de los Anillos de la NBA, poco después le vendrían los All-Stars (14 de forma consecutiva), los exitos con la Selección estadounidense y la fama más absoluta. Todos los productos querían tener a "Shaq" en sus anuncios e incluso se atrevió de forma vergonzosa a actuar (por decirlo de alguna forma) en varías películas (Tampoco es un gran pecado, teniendo en cuenta que Jordan hizo lo mismo).


Pero lo que mejor se le daba era el baloncesto y lo siguió demostrando no sólo en los Lakers (la pelea de egos entre "Shaq" y Kobe fue tristemente antológica), sino en Miami, Phoenix y Bostón, demostrando que era el rey del mate.  Un Rey que se retiró en 2011 para alivió de aquellos defensas, siempre temerosos de que esta mole muscular (más de 140 kilos de peso) los machacara a ellos... y a la canasta, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario