jueves, 12 de enero de 2017

Apolo, el Dios de los cielos

"¿Cómo te debo cantar, celebrado como eres por toda clase de himnos?"
Himno homérico III, a Apolo, 19
 
Después de Zeus, el Rey de los Dioses, Apolo era uno de los más venerado de todo el arco olímpico, rindiendosele culto en innumerables zonas. Apolo representaba a aquel que protegía o amenazaba desde los cielos, símbolo de las profecías, personificando la verdad (era patrono del reconocidisimo oráculo de Delfos), relacionandosele con la belleza y a armonia, aunque también se le relacionaba con pestes y epidemias para pasar a ser el Dios de la curazión y protección contra todo mal. 


Apolo tiene como armas sus certeras flechas, aparte de que en tiempos posteriores se le asoció el sol y, de hecho, los romanos innumerablemente lo llaman Febo, que en latin significaría brillante, o Febo Apolo. Ya su indentificación con el sol viene de los propios griegos que sobre el Siglo III a.C. lo asociaron con Helios, el Dios del sol, aunque nunca perdió los atributos anteriormente descritos. Apolo era  además jefe de las Musas y director de su coro actuaba como dios patrón de la música y la poesía. 


Con el advenimiento del Cristianismo inicialmente se le asoció a personajes como el Arcángel San Miguel, probablemente por el tema de las flechas, con una visión artística muy parecida, aunque con el rechazo durante la Edad Media de las religiones anteriores y el paganismo, Apolo sería comparado con el mismísimo demonio. 


El Dios fue uno de los más reconocidos dentro para los más importantes autores latinos de su tiempo, que lo tenían como protector, pero que a la vez lo temían dado su fuerte carácter. Ya Homero en su grandiosa "Iliada" lo menciona disparando flechas infestadas de peste al campamento griego (se creía que Apolo había fundado la ciudad de Troya), aparte de aparecer como es lógico en varios episodios mitológicos (acuerdense del episodio Apolo y Danae). Ya por aquel entonces estaba tan lleno de atributos que era imposible de calificar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario