lunes, 30 de mayo de 2016

Cuentos de Edgar Allan Poe

¿Por qué nos fascinaran los cuentos de Poe? ¿Será su fuerte contenido simbólico? ¿Serán lo raro de algunas de sus narraciones? ¿Será ese pavor que despertaban en nuestros antepasados? Sea lo que sea, lo indudable es que Edgar Allan Poe era un genio.


Sólo un grande de la literatura es capaz de ponernos los pelos de punta (literalmente) ante unas historias varias veces adaptada a otros medio (sobre todo en los 50 y 60 con el cine) y puede que por eso muchos no conozcan el trasluz, lo terrible, lo humano y sobrenatural de dichas historias. Muchas fueron las creaciones del inmortal Poe.


Hay tres palabras que marcan la obra de Poe: obsesión, tragedia y muerte, que suelen presentarnos la característica del narrador en primera persona, dándole un cariz más personal. 
A continuación, les presentó una lista de mis favoritos (para los que lo desconocen no he añadido "El Cuervo", puesto que, a pesar de que algunas recopilaciones lo ponen como un cuento más, es bien sabido que es un poema, careciendo de las características propias de los cuentos).


Aclaración: En las sinopsis he evitado poner la conclusión o final... para el que no se los haya leído.

Mis cuentos favoritos de Poe
-El Corazón Delator: Un narrador anónimo obsesionado con el ojo enfermo de un anciano con el cual convive, decide matarlo, escondiendolo bajo las tablas del suelo.  Cuando van a verlo unas personas a la caza, oye como el sonido del corazón de la víctima bajo el suelo, no pudiendo soportarlo. Lo sobrenatural parece no existir, ya que la conciencia culpable del asesino hace que oiga el corazón de su víctima.


-El Gato Negro: Un hombre dado a la bebida, tiene problemas maritales, aparte de odiar profundamente a la mascota familiar, un gato negro tuerto. El hombre acabará asesinando a su esposa, emparedadola después y aunque intenta dar con el gato para matarlo, no lo encuentra. Dos policías irán a ver al hombre dada la desaparición extraña de su esposa.


-Los Crímenes de la Calle Morgue: En esta historia detectivesca están teniendo lugar una serie de crímenes horrendos con mujeres bestialmente mutiladas. El investigador Chevalier Auguste Dupin será el encargado de esclarecer los asesinatos, siendo este cuento uno de los pocos donde no aparece algún acontecimiento sobrenatural o fantasmagórico.
-La Caída de la Casa Usher: Un joven caballero es invitado al viejo caserón de un amigo de la infancia, Roderick Usher, artista enfermizo, el cual vive completamente recluido en compañía de su hermana también delicada de salud. Su hermana acaba muriendo, siendo sus restos mortales depositados en una cripta, pero algo extraño pasará con el cadáver, que produce una serie de acontecimientos terribles.
-La Máscara de la Muerte Roja: Una misteriosa peste ataca la ciudad de Próspero, príncipe de una ficticia nación, al cual le complacía darse todo tipo de placeres. Al darse cuenta de que la peste atacaba a toda su región, decide encerrarse en su castillo, junto con varios nobles de su corte los cuales intentan escapar de la Muerte roja... o al menos lo intentarán.


-La Verdad sobre el Caso del Señor Valdemar: Un hombre, Valdemar, a punto de morir es hipnotizado por su amigo para comprobar sus efectos en un moribundo. Durante siete meses, el hipnotizado carece de pulso y respiración perceptible, y su piel se aprecia pálida y fría.
-El Entierro Prematuro: Un hombre presenta un extraño mal que hace parecer a los que le rodean que esta muerto, la catalepsia. Poe juega con el miedo ancestral del ser humano a que lo entierren vivo.


-El Retrato Oval: Una vieja historia es encontrada por un hombre en un castillo. Un pintor realiza un retrato de su nueva esposa, pero es tanta la pasión que demuestra para terminar el cuadro que acaba olvidándose de su mismísima esposa que se marchita día a día.
-El Pozo y el Péndulo: Un hombre condenado por la Inquisición, se encuentra en medio del hambre y la soledad mientras un péndulo con su guadaña se aproximan a él.
-Manuscrito hallado en una Botella: Trata sobre los avatares y pesares de un marino, tras perderse la tripulación debido a una tormenta.
-Berenice: La obsesión de un hombre por los dientes perfectos de una esposa, que va deteriorándose poco a poco, le hace cometer un acto tan extraño como terrible.


-Ligeia:  El protagonista alaba la sabiduría y la rara belleza de su esposa Ligeia. Ambos se profesaban una profunda admiración y Amor, aunque en él estaba más acentuado este sentimiento, hasta el mismísimo nivel de la idolatría. Entonces Ligeia contrajo una grave enfermedad, muriendo. Él entró en una depresión y, aunque se casó con otra mujer, el recuerdo de Ligeia estaba muy vivo.
-Un Descenso al Maelström: Trata sobre las vicisitudes de unos marineros, que tienen la desgracia de ser víctimas de un remolino de agua o maelström en otra aventura marinera de Poe.


-Morella: Un hombre termina casándose en un enlace desapasionado con Morella, mujer culta y llena de talento. A pesar de una admiración creciente, el hombre desea la muerte de su esposa. Tras el fallecimiento de ésta, la hija de la pareja crecerá siendo una reproducción exacta a la de su madre.

Berraondo entre Madrid y San Sebastián

A veces lo actual no nos deja ver lo primigenio, lo que realmente hizo posible el desarrollo de algo. En el caso del fútbol tenemos en España grandes pioneros; hombres con carrera, con una profesión, que disputaban aquel deporte en "paños menores" (dicho por la prensa de principios del Siglo XX) por el mero hecho de que les gustaba. 


Uno de esos hombre sería José Ángel Berraondo, natural de Guipúzcoa, quien tuvo la fortuna de practicar el football en la tierra donde nació éste, Inglaterra, durante sus años estudiantiles. Tras esto, su trabajo le llevaría a Madrid donde jugaría como defensa en el Madrid Football Club (el futuro Real Madrid) como defensa.


¿Cuáles eran las características de un defensa de la época? Dos: colocación y despeje del balón y Berraondo las cumplía de sobra. En aquellos años (y posteriores) era impensable que un defensa iniciara una jugada o metiera goles. Para eso estaban los centrocampistas y delanteros. Berraondo, conocedor del fútbol inglés, supo trasmitir a sus compañeros los conocimientos de football necesarios para llegar a ganar 4 Copas de España consecutivas (entre 1905 y 1908), algo no igualado hasta el momento.

Equipo del Madrid Football Club

Sin embargo, nuevas necesidades laborales le obligaron a trasladarse a vivir a su ciudad natal pasando a jugar con el equipo local de fútbol, el cual no estaba formalmente establecido, aunque había ganado unos meses antes la Copa de España, tomando prestada la licencia del Club Ciclista de San Sebastián. Para regularizar su situación, junto con sus compañeros de equipo, fundó la Real Sociedad de Fútbol, llegando a ser su primer vicepresidente. 


Berraondo sería pieza clave en la primera Real Sociedad, ocupando diferentes cargos, aunque también fue reconocido como colegiado, llegando a disputar varios partidos. Las ideas de Berraondo era tan avanzadas que quería que los futbolistas (amateurs en aquella época) entrenaran diariamente, algo que no encontró calado en aquel momento. Por otra parte fue uno de los fundadores de la Real Federación de Fútbol Española y redactor periodístico.
Fue uno de los que intervino para la conformación de la Selección para los Juegos Olímpicos de Amberes, llegando a ser seleccionador a posteriori y uno de los primeros entrenadores del Real Madrid poco después de la instauración del profesionalismo en España. Tras su marcha del equipo blanco, no volvió a aparecer en los medios y la noticia de su muerte (acaecida en 1950) apenas tuvo trascendencia.


Uno de los muchos pioneros del fútbol español olvidados por la actualidad. Uno de aquellos aventureros que vieron en el football una posibilidad de disfrute. El fútbol español hubiera sido muy distinto sin hombres como José Ángel Berraondo.

¿Qué hubiera pasado si...?

¿Ustedes se han preguntado que hubiera pasado si en lugar de pasar una cosa, ocurriera la contraria? Sus vidas y las de otros podrían haber cambiado algo, mucho o muchísimo. Pues bajo esta premisa, Marvel entre los años 70 y 80 comenzó a sacar una serie de cómics en la que nos mostraba a modo de universo alternativo lo que hubiera ocurrido a tal superhéroe, bien por cuestiones propias o ajenas, si no se hubiera dado lo que finalmente fue así como sus consecuencias; el camino no recorrido.


Varios ejemplos lo tendríamos en nuestro lanzarredes favorito en si se hubiera unido a los 4 fantásticos, si hubiera muerto la tía May en lugar del tío Ben, si el traje negro lo hubiera poseído definitivamente o si Gwen Stacy no hubiera muerto a manos del duende verde.


También otros superhéroes recorrieron ese universo paralelo como un Daredevil que no era ciego, con un Castigador cuya familia no hubiera muerto, con un Namor uniéndose a los 4 Fantásticos o con un Capitán América liderando un ejército de supersoldados.


Las historias, cuyo título en inglés es "What if...?", son narradas a modo de introducción por el alienígena Uatu, conocido como el vigilante (Uatu the watcher en inglés), quien desde su base en la luna es capaz de mostrarnos las realidades alternas. A nivel gráfico algunas historias están muy logradas, aunque no fueron realizadas por los dibujantes de la "historia oficial".
En cuanto al guión, hay algunos muy buenos, pero otros bastante "curiosos" (por no decir otra cosa) viendo a una tía May a la que le pica la araña, a un Lobezno vampiro o si Conan hubiera estado en la época actual.


Estos cómics no dejan de ser un modo curioso de ojear una historia bien conocida, aunque desde una realidad virtual; las cosas que nunca sucedieron.

El error Trump

Ni siquiera el aparato del partido republicano lo quería. Sin embargo, ha ganado muchísimos más delegados que ningún otro. Ustedes dirán que es imposible que un tipo simiesco, racista, violento e inhumano como Donald Trump pueda ganar unas elecciones de un país como los Estados Unidos. No me fío.


Y es que en épocas de crisis, no sólo económica, sino de valores, algunos seres humanos han demostrado que son capaces de votar a literalmente lo peor de la humanidad. A seres que con un poco de populismo aderezado con insultos a todo el mundo son capaces de arrancar votos porque si algo se ha demostrado a lo largo de la historia es que el ser humano tiene esa capacidad para autodestruirse que lo hace único.
Espero que un individuo tan nefasto como Trump (o parecido a él) no se haga con las riendas de un país pequeño, mediano o grande porque eso significaría que lo peor de la raza humana vuelve a tener el poder y eso ya lo padecimos en Europa durante el Siglo XX.

sábado, 28 de mayo de 2016

Sabor a mi

Otros de los grandes y más reconocidos boleros... también de padre mejicano. Álvaro Carrillo, natural de Cacahuatepec, compuso unas 300 canciones entre las que se encuentran este hermoso "Sabor a mi".


Compuesta en 1959, "Sabor a mi" fue popularizada a nivel internacional por los Panchos (con su fenomenal dúo con Eydie Gormé). A partir de ahí muchos y muy grandes cantantes hicieron su versión particular de un tema que tiene muchas voces... y el sabor del Amor.

Álvaro Carrillo


Los Panchos (con Eydie Gormé)


José José

¡¡¡Marcello!!!

"Marcello, come here!" gritaba en su baño nocturno de la fontana de Trevi la monumental Anita Ekberg. Era la Dolce Vita, aquella en la que Marcello Mastroianni cimentó su ya de por si grandiosa carrera.


Marcello era un grande para interpretar a galanes o a personajes torturados por su propio pasado (magnífico en su papel de director de cine con una profunda crisis creativa en el "Ocho y Medio" de Federico Fellini), un tipo al que los cineastas querían en sus películas; un rompecorazones con el que ellas querían estar.


El arquetipo de actor italiano que llegó a ser dirigido por grandes como el mencionado Fellini, Vittorio De Sica, Luchino Visconti y Ettore Scola entre otros. A recordar su dúo con Sophia Loren en diversas películas (¿Cómo olvidar "Matrimonio a la Italiana?"). Ambos entregarían un Oscar Honorífico al gran Fellini en 1992. Faltaban 4 años para la muerte de Marcello de cáncer.


Participando indudablemente en muy buenas películas, cabrían preguntarse si éstas hubieran sido igual sin Marcello. Decían (no me pregunten quién) que Marcello Mastroianni era él y todos los hombres. Sea verdad o no tal afirmación, lo que es indudable es que Mastroianni marcó una época en el cine italiano. Un tipo cuya existencia fue una Dolce Vita.

Un prodigio llamado Arturito Pomar

El ajedrez es ese gran desconocido en España. No se puede decir esto a nivel aficionado (particularmente he tenido el placer de jugar a este juego lleno de ingenio y astucia), sino a nivel competitivo. Si hablamos de ajedrez, siempre se nos viene a la cabeza la rivalidad antológica entre los genios rusos Kasparov y Karpov, pero antes de ellos, nosotros, los españoles, tuvimos a nuestro genio del ajedrez. Su nombre era Arturo Pomar.


Decía otro gan maestro soviético, Aleksandr Kótov que si hubiera nacido en la Unión Soviética, habría sido un serio aspirante al título mundial. No le faltaba razón y puede que fuera por aquello de que "nadie es profeta en su tierra" (y más si esa tierra se llama España), pero Arturito, desde su más tierna infancia, hizo todo lo posible para primero jugar al ajedrez (se dice que ya con 3 años le imploró a sus padres para que le enseñasen a jugar) y después convertirse en un as con un juego posicional que poco a poco acababa con si adversario.


Arturito Pomar fue un niño más de la posguerra que supo hacerse un hueco en los medios de comunicación de entonces, alcanzando una gran popularidad, incluso en su vida adulta, aunque lo más sorprendente de él fue la gran precocidad demostrada en un juego tan cerebral como el ajedrez.


Aparte de campeonatos de Baleares y Castilla, ganó el Campeonato de España en siete ocasiones, consiguiendo con 22 años el título de maestro internacional y con 30 el de gran maestro internacional. Eso sin contar sus participaciones en títulos internacionales y las Olimpiadas del ajedrez.


Hace unos días fallecía este gran maestro del ajedrez. Un prodigio capaz de tumbar a sus adversarios en varios movimientos. Y es que muy pocos fueron tan buenos como Arturito Pomar.

Pedir perdón

Aunque no lo parezca para algunos, pedir perdón es muy sano y también de valientes además de denotar humildad para reconocer los errores. Pedir perdón es algo en desuso hoy en día, puesto que el orgullo es una actitud que esta ganando a la humildad.


Dice Obama, ese bluf que los Estados Unidos ha tenido la "suerte" de tener como Presidente, que lo acaecido en Hiroshima, con esa bomba que cercenó la vida de personas indefensas, asesinandolas o enfermandolas, no debe ser olvidado, ni repetirse. Sin embargo, los japoneses, aún estando de acuerdo, le exigen a los Estados Unidos que pidan perdón por los crímenes contra la humanidad propiciados por un tal Harry S. Truman, cuya orden fue tirar dos bombas nucleares sobre dos poblaciones sin importancia como Hiroshima y Nagasaki.
No van a pedir perdón. No sólo porque lo hayan dicho, sino porque a los Estados Unidos, con demócratas o republicanos, le sobra prepotencia y le falta humildad. Obama, ese bluf infame, no iba a ser para menos. Lamentable que un país que se autoproclame como la primera Democracia del mundo, le falte valentía y humildad para reconocer que la orden de un Presidente de los Estados Unidos de América, propició tanta muerte y dolor. 

jueves, 26 de mayo de 2016

La Heroica

El gran Beethoven ya era un compositor de cierto prestigio cuando Napoleón entro en el escenario mundial. Hacía algunos años que había tenido lugar la revolución francesa, que había derrocado la Monarquía encarnada en los Borbones. Aunque Napoleón significó el fin de la revolución como tal, también es cierto es que es hijo de la misma y los ideales de dicha revolución (al menos de momento) estaban encarnados en él. Beethoven era un acérrimo admirador de Napoleón. Era un héroe para él. Lo admiraba hasta el punto de componer una sinfonía para él: Sería su 3ª Sinfonia, la cual todos conocimos como Sinfonía Heroica. 


Sin embargo, cuando Napoleón se autocoronó Emperador en Mayo de 1804, Beethoven se disgustó tanto que borró el nombre de Bonaparte de la página del título con tal fuerza que rompió su lápiz y dejó un agujero rasgado en el papel. Supuestamente llegó a decir: "¡Ahora solo... va a obedecer a su ambición, elevarse más alto que los demás, convertirse en un tirano!". Lo que es seguro es que Beethoven odiaba a los tiranos, considerando a Napoleón como un traidor a las ideas emanadas de la Revolución francesa (Igualdad, Legalidad, Fraternidad) al autoproclamarse más que todos. 


Tiempo después, cuando la obra se publicó en 1806, Beethoven le dio el título de "Sinfonia eroica, composta per festeggiare il sovvenire d'un grand'uomo" ("Sinfonía heroica, compuesta para festejar el recuerdo de un gran hombre"). De esta forma estaba dedicada a un gran hombre, que no era otra cosa que un ideal, un héroe no existente; un auténtico del espíritu del heroísmo mismo. Algo por lo que en algún momento, Ludwig van Beethoven había admirado a aquel Bonaparte y aún tenía presente en su memoria la figura de ese hombre, hijo de la Revolución Francesa, que en algún momento fue digna.

El misterio del mapa de Piri Reis

En 1929 se estaba llevando a cabo la rehabilitación del palacio de Topkapi en Estambul, Turquía, cuando de repente se encontraron con un hallazgo que tendría unas fuertes repercusiones en el mundo de la arqueología y simboliza un misterio aún sin descifrar. Era un mapa, pintado en cuero de gacela, con un entramado de líneas que atraviesan el océano Atlántico, el cual nos mostraba tierras conocidas por todos, pero que por la época en la que fue realizado no deberían haber sido conocidas. Me estoy refiriendo al mapa de Piri Reis. 


Piri Reis , anteriormente conocido como Hājjī Mehmet, fue un almirante, marino y cartógrafo nacido en Galípoli, Imperio otomano. Experto cartógrafo, su mayor obra cartográfica fue el Kitab-i Bahriye (El Libro de las Materias Marinas"), un atlas náutico dedicado al sultán Solimán el Magnífico en 1526, aunque éste ha pasado un poco desapercibido debido en parte al mencionado mapa hallado en 1929 y que fue realizado en 1513.

Piri Reis

En él  os muestra los contornos orientales de Sudamérica, la Península Ibérica y la costa de África occidental están dibujadas con un cuidado tal que es casi un calco de los originales de hoy en día. Por otra parte, tenemos algo sin precedentes. Ya antiguos sabios como Ptolomeo habla de un continente al que llamó Terra Australis, que según sus propios cálculos debía ser el contrapeso de la masa de la tierra del hemisferio norte. Finalmente se descubriria la existencia de la Antártida, el continente helado, la cual se visitaría gracias a las expediciones de suecos, británicos y noruegos a mediados del Siglo XX, llegándose a cartografiar por primera vez.


Pues en el mapa de Piri Reis aparece el continente antártico perfectamente detallado, llegando a ofrecernos datos que nos constan después de las mencionadas expediciones antárticas del Siglo XX. Sin embargo, lo que asombra no sólo el hecho de que alguien conociera a fondo la existencia de la Antártida y su disposición milimétrica (algo ya de por su extraño), hay otro aspecto llamativo: El continente aparece sin hielo. Se ha verificado que hace unos 6.000 sus costas están totalmente congeladas ¿En qué fuentes se pudo basar Piri Reis no ya para saber la existencia de la Antártida, sino para dibujarlo sin hielo.

¿La Antartida sin hielo?

Hasta el momento esa y muchas preguntas son dificiles de contestar. Dado los conocimientos de entonces es complicado pensar que un navegante (aunque fuera tan bueno como el otomano Piri Reis) supiera de la existencia de lugares y zonas desconocidas hasta un tiempo después (aunque él menciona que sus fuentes están basadas en mapas de "los antiguos reyes del mar"). Lo que es seguro es la afirmación anotada por el propio Piri Reis: 
"Un mapa de esta clase no lo posee nadie hoy en día"
Al menos en lo concerniente a su época es seguro que nadie poseía una joya náutica como esta y es que el mapa de Piri Reis es un misterio sin resolver... hasta ahora.

Alfombras de la Orotava

Sí tienen la oportunidad de ir a la isla de Tenerife durante el Corpus Christi, no duden en pasar por la Muy Noble y Leal Villa de la Orotava. Y es que no hay nada como contemplar la belleza del arte efímero que nos proporcionan los ciudadanos con las célebres alfombras.


Esta festividad se celebraba en La Orotava desde sus orígenes como población (El Corpus Christi fue instaurado por la Iglesia por Urbano IV en el año 1264 mucho antes de la conquista de Canarias), pero empezó a tomar renombre a partir de 1847 cuando algunos miembros de la familia Monteverde, mediante la inspiración de Leonor del Castillo, hicieron una alfombra de flores para festejar el paso de las Andas del Corpus frente a su casa particular.


Desde esos años, se instaura poco a poco la tradición de las alfombras de flores, llegando a haber una asociación de alfombristas, organismo que vela por la conservación y difusión de las maravillosas alfombras de flores. Sería El Jueves siguiente al Domingo de Corpus, es decir en su infraoctava (anteriormente se celebraba el Jueves siguiente al Jueves de Corpus o, lo que es lo mismo, en su octava), se confeccionan alfombras de flores en las calles del casco antiguo, mostrando escenas religiosas y motivos ornamentales. Tanto naturales de la Villa, como visitantes de otras zonas de la isla o turistas pasen por los lados de la alfombra contemplando con admiración la grandeza del arte efímero.


Sin embargo, la que destaca sobremanera (y ya es decir) es la maravillosa y monumental alfombra de la plaza del Ayuntamiento (vista desde el balcón de dicho edificio para el disfrute por parte de todos), instaurada a principios del Siglo XX y confeccionada durante aproximadamente un mes con tierra y arena procedente de las Cañadas del Teide, siempre eligiendo motivos religiosos o incluso de actualidad (concretamente este año esta muy presente el drama de los refugiados y la Misericordia). 


La Orotava es una de las zonas más maravillosas de la isla de Tenerife y lo es aún más si cabe gracias a la celebración del Corpus Christi, siendo considerada la festividad celebrada en la Villa como una de las más importantes del Corpus Christi en Canarias junto a la de San Cristóbal de la Laguna. 

Nerviosismo y espumarajos

¡Cuánta rabia les corroe a algunos cuando se habla de Venezuela! Sólo así se puede explicar la bilis que sueltan algunos cuando Albert Rivera al que ellos llaman "falangito" (¿?), Felipe González o la prensa española hablan de la situación en Venezuela producto de unas políticas caducas y sin sentido. Lo cierto es que de Venezuela ya se hablaba mucho antes y no lo hacían Rivera, González, Aznar, ... lo hacían ellos mismos cuando hablaban de un golpista como Chávez de un modelo a seguir (democrático decían) o hablaban y hablan de personas como Leopoldo López (¡Ojo! vinculado a la Internacional Socialista) como un personaje peligroso, tachandolo incluso de fascista (¿?). Garzón (no me cansare de decirle) es un impresentable.


Saben que sus actuaciones en Venezuela, sus palabras sobre el chavismo (¡Maldita hemeroteca!) y sus vinculaciones políticas y económicas con el régimen son tan evidentes que no paran de crear TT en Twitter o vilipendiar o insultar a todos aquellos que miran hacía la que los canarios llaman como "La octava isla". Espumarajos por la boca sueltan cada vez que a alguien se le ocurre hablar de Venezuela, aunque si quieren podríamos hablar de lo bien que lo están pasando los griegos y ya no vale hablar de herencias cuando llevan más de un año en el poder, gobernando, por cierto, con la extrema derecha helena. 
De la situación española se esta hablando (nadie con sentido común lo puede discutir), pero lo que les molesta a algunos es que se asocie (y con razón) lo que esta pasando en Venezuela si (parafraseando a Felipe González) a los monaguillos del régimen. Y es que algunos no es que tengan problemas con la Democracia, sino con la violencia (defensa de agresiones, de terroristas, etc). Que otros sean corruptos, no te valida para aceptar que se pegue a la gente. También hay que recordar que la fascinación de la extrema izquierda por el régimen chavista viene de muy lejos. Puede que sea por la búsqueda de referentes tras la caída de la URSS.
No creo que todos los que votan a esta gente sean extremistas (al menos una parte), pero sinceramente es más democrático tirar la papeleta al mar antes que votar a según que individuos con orígenes poco claros y con actitudes violentas.

martes, 24 de mayo de 2016

Las sabinas

Existe una historia según la cual en la Roma de los primeros tiempos había muy pocas mujeres. Para solucionar esto, Rómulo, uno de sus fundadores (junto a su hermano Remo) y primer Rey, organizó unas pruebas deportivas en honor al dios Neptuno, a las que invitó a los pueblos vecinos. Acudieron varios de ellos, entre los que se encontraban los sabinos, los cuales eran tan voluntariosos (algo sabido por los romanos) que fueron a Roma con sus mujeres e hijos, estando precedidos por su propio Rey. Comenzó el espectáculo de los juegos y, a una señal previamente establecida, cada romano raptó a una mujer, y luego echaron a los hombres. 


Los romanos intentaron aplacar a las mujeres convenciéndolas de que sólo lo hicieron porque querían que fuesen sus esposas, y que deberían estar orgullosas de pasar a formar parte de un pueblo que había sido elegido por los dioses. Las sabinas pusieron un requisito para contraer matrimonio con los romanos: En el hogar, ellas sólo se ocuparían del telar, sin verse obligadas a realizar otros trabajos domésticos, y que serían las que gobernarían en la casa. Ellos aceptaron. 


Años más tarde, los sabinos, enfadados por el doble ultraje de traición y de rapto de sus mujeres, atacaron a los romanos, a los que fueron acorralando en el Capitolio. Para penetrar en la zona, contaron con una romana, Tarpeya, quien les franqueó la entrada a cambio de sus brazaletes. Viendo con desprecio la traición de la romana a su propio pueblo, aceptaron, pero, en lugar de darle joyas, la mataron aplastándola con sus escudos en la zona que sería conocida como Roca Tarpeya (desde ahí se arrojaba a los convictos de traición). 
Cuando se iban a enfrentar Sabinos y romanos en lo que parecía ser la batalla final, las sabinas se interpusieron entre ambos ejércitos combatientes para que dejasen de matarse porque, pasase lo que pasase ellas acabarían perdiendo, puesto que si ganaban los romanos, perdían a sus padres y hermanos, y si ganaban los sabinos, perdían a sus maridos e hijos. 


Las sabinas lograron hacerlos entrar en razón y acabó por celebrarse un banquete de reconciliación. El rey de Sabinia Tito Tacio y Rómulo formaron una diarquía (Monarquía compartida por dos personas) en Roma hasta la muerte de Tito. Nunca nadie olvidaría tal hecho que a la postre resultaría trascendental para la historia del pueblo romano.

La doble de la profesora

Doppelgänger es una palabra de origen alemán que se utiliza para referirnos a los extraños y supuestos casos de desdoblamiento de personas en el que terceros son testigos de dicho fenómeno (la palabra proviene de proviene de doppel, que significa "doble", y gänger, traducida como "andante". Por lo tanto tenemos una persona, la cual, según varios testigos, tiene un doble, que van con ella a cualquier sitio. Un caso paradigmático lo encontramos en una profesora francesa cuyo nombre era Emilie Sagée.


Sagée fue contratada por el director de un Instituto para niñas jóvenes de la nobleza, en 1845, cuando ella contaba con 32 años, para enseñar francés en la localidad Von Neuwelcke, cerca de Riga.
Jovial e inteligente, muy pronto comenzaron a circular entre las alumnas ciertos rumores sobre su profesora como el caso en que unas la habían visto en un punto determinado del colegio, mientras al mismo tiempo otras la habían visto en el otro extremo. 
Se cuenta que un día en clase de gramática con trece alumnas, aparece al lado de Emilie, un doble, que a excepción de la tiza en la mano, era exactamente igual e imitaba todos los movimientos de la profesora. Por otra parte esto se consideró como parte de la sugestión de las niñas en torno al rumor de que habían dos Emilie Sagée.


Otro día, mientras las 42 alumnas estaban en clase de costura, tutelada por otra profesora, vieron por las ventanas como Emilie salía al patio. Cuando la profesora tuvo que salir de la clase, vieron a alguien exactamente igual a Emilie (que estaba de pie en el patio), se personaba en la clase. Algunas alumnas decidieron tocar al doble de la profesora, pero para su sorpresa las manos de las niñas atravesaron al doble.
Esto propició que la gran mayoría de las niñas abandonara el centro y el director, ante estos hechos aparentemente sobrenaturales, se viera obligado a despedir a una Emilie, que, según parece, le llegó a decir que ya la habían despedido anteriormente por los mismos motivos.


Tras estos acontecimientos, la única referencia que queda de Emilie es una serie correos que mantuvo con la Baronesa Julie Von Güldenstubbe, una de sus alumnas. Según cuenta la leyenda su doble hacia los mismos gestos que ella mientras comia, bebía o trabajaba, pero sin nada en las manos. Además se movia mientras Emilie permanecía quieta o viceversa o aparentaba estar en perfecta salud mientras Emilie enfermaba. Si tomamos las referencias a tales hechos, considerándolos verdaderos y no producto de la sugestión o una broma pesada, es un extraño caso, que, en definitiva, aún no ha sido resuelto.

Cuando Gabriel Jorge llevaba la batuta

Su técnica con el balón era brillantisima y su chut destacaba por una potencia tremenda. Gabriel Jorge Sosa nació en Santa Cruz de Tenerife, siendo hijo del cabo y más concretamente del Real Unión de Tenerife. Desde allí daría el salto al Tenerife, pero la guerra civil le hizo imposible el debut con el conjunto blanquiazul que acabó aceptando que fichara por el Español de Barcelona una vez acabada la contienda civil donde coincidio con otros canarios como Bernardino Seman y el palmero Rosendo Hernández. 


Allí Gabriel formaría parte de una de las mejores plantillas del equipo periquito, que fue campeón en la calurosa final de Copa de 1940 contra el Real Madrid (el gol de la victoria derivo de una asistencia suya), aparte de ser subcampeón en 1941 y 1947. Esos exitos no llegaron a evitar que el club barcelones estuviera a punto de descender a la Segunda División, aunque el equipo liderado por Gabriel evitó tal cosa. 

Los campeones de Copa de 1940

En una época donde la Selección Nacional apenás jugaba partidos debido basicamente a la Segunda Guerra Mundial, Gabriel Jorge fue una vez internacional debutando en su único partido el año 1941 contra Portugal en el que sería el primer partido del equipo español tras la guerra civil. Ya entonces junto a su inseparable compañero españolista Antonio Fabregas era conocido como el Pirata de la Manigua, aunque muchos preferían llamarlo la batuta tinerfeña. 


Gabriel Jorge llegaría a jugar 158 partidos en el club españolista, anotando 50 goles. Su final sería algo amargo, ya que perdieron la final de aquel año contra el Real Madrid por 2-0. Sin embargo, el eterno cerebro del Español de Barcelona tenía mucho fútbol que dar y por eso acabaría recalando en el Sabadell, que entonces se encontraba en la Segunda División dividida en dos divisiones. Allí volvía a sus fueros, siendo uno de los más veteranos del equipo catalán, que jugaba en la División Norte de la Segunda División, anotaría 11 goles en su primer año, mientras en el segundo no disputó ningún partido (casualmente estuvieron a punto de ascender, quedando terceros), viendo que era la ocasión perfecta para retirarse. 


Se iba uno de los grandes y más longevos representantes del fútbol español, ya que hasta su fallecimiento acaecido en 2014 era el único futbolista de aquel club perico que ganó la Copa al Real Madrid durante aquella calursa final de 1940. Uno de los más dignos representantes de la escuela futbolística canaria, nacido en el mítico Real Unión.

Gilles de Rais o el origen de "Barba Azul"

De hombre respetado, lugarteniente de la mismisima Juana de Arco, la Doncella de Orleans, pasó a ser un hombre despreciable; un asesino terrible. Un hombre con dos caras, que pasó de héroe a villano. Ese fue Gilles de Montmorency-Laval, barón de Rais, conocido como Gilles de Rais. 


Nacido de una familia de alta alcurnia, Gilles de Rais, tras casarse a los dieciséis con una prima suya, Catalina de Thouars, formaría parte del ejército francés que combatiria contra los ingleses en la conocida como guerra de los cien años acaecida durante el Siglo XV. Allí entablaría amistad con una joven llamada Juana, que decía haber recibido un mensaje de Dios, el cual le encargaba ponerse al frente de las tropas galas y echar a los invasores ingleses. 
Gilles de Rais fue uno de los pocos que la creyó en aquellos primeros momentos y tan pronto como la figura de Juana no sólo era creída, sino admirada por la población francesa, comenzó a ascender el propio Gilles como uno de los soldados más destacados durante ese tiempo, nombrandosele Mariscal de campo. Sin embargo, las cosas comenzarían a ir mal cuando Juana fue capturada y entregada a los ingleses que la juzgaron por brujería. El propio Gilles de Rais trató de salvarla con una obstinación que rayaba en la obsesión, pero Juana acabaría siendo quemada en la hoguera. 

Juana en la hoguera

Tras el duro shock de haber perdido a la mujer a la que idolatraba (incluso puede que llegara a estar enamorado de la joven Juana), Gilles se separó de su esposa y se encerró en su castillo de Tiffauges, negándose a tener contactos sexuales con ninguna mujer.

El castillo de Tiffauges en la actualidad

Sin embargo, desde ese momento, comenzó una insólita carrera de crímenes, sacrilegios contra la Iglesia y asesinatos de niños, descubiertos tras denuncias previas que daban a entender que un asesino en serie estaba actuando por la zona. La sorpresa fue mayúscula cuando se descubrió que el asesino fue ni más ni menos que Gilles de Rais, un héroe francés, el cual sería sometido a un juicio durisimo. 
La gente no se creía lo que estaba oyendo por parte de testigos y del propio acusado. Se llegaron a constatar 200 víctimas, aunque probablemente fueran muchas más. Su sadismo era tal que la vergüenza y el horror pobló toda la sala judicial. Sería condenado a la horca por asesinato, sodomía y herejía.


Ya en el Siglo XVII, el celebre Charles Perrault publicó su obra "Cuentos de Mama Oca", un compendio de relatos y narraciones populares inspirados en leyendas o en personajes reales, siendo uno de los más conocidos "Barba Azul", protagonizado por un terrorífico asesino de mujeres a las que encerraba y mataba en su castillo (y que recibe su castigo, por cierto). Este asesino literario estaba inspirado en Gilles de Rais con la diferencia de que las víctimas del Mariscal eran niños y no mujeres.

"Barba Azul" el asesino de mujeres

Hoy en día se ha intentado restablecer en parte la figura de Gilles de Rais, aunque sin éxito. Y es que miles de muertes, aparte de determinados actos sacrílegos, siguen condenando al lugarteniente de Juana de Arco al ostracismo histórico como uno de los seres más deleznables que ha pisado la tierra.