lunes, 5 de diciembre de 2016

Entre Catwoman y la Gata Negra

Siempre me ha parecido curioso que dos personajes de cómics aparentemente tan distintos compartan mucho. Ambas mujeres juegan en la ambigüedad entre el bien y el mal (un código moral difícil de comprender), son ladronas, tienen como símbolo el gato y están enamoradas del héroe en cuestión. Si; siempre me ha llamado la atención la similitud existente entre ambas antiheroinas (si me permiten la palabra). 


En el caso de Catwoman sus orígenes han cambiado. Creada en 1940, Ha pasado de ser azafata de avión a prostituta, siguiendo por una secretaria tímida (prefiero obviar la infame versión protagonizada por Halle Berry). Su nombre siempre ha sido el mismo, Selina Kyle, la cual al principio fue conocida como la gata. La evidentemente fuerte atracción entre ella y Batman con el paso del tiempo y sus traslado a otros medios como el cine o la televisión se convirtió en un profundo y difícil amor.


El caso de la Gata Negra demuestra una similud parecida (ladrona de joyas), aunque de casta le viene al galgo. Felicia Hardy era hija de Walter Hardy, conocido como el gato ladrón, un delincuente bastante importante, que fue atrapado por el propio Spiderman. 



Ella siguió los pasos de su padre como la Gata Negra y, a pesar de sentir repulsión por los hombres, desde el primer momento se sintió fuertemente atraída por Spidey. La gata negra, aparecida en un año tan tardío como 1979, se convirtió con el tiempo en uno de los personajes esenciales de nuestro arácnido favorito. 


Desde algunos sectores se ha acusado a Marvel de que su Gata Negra es parecida a la Catwoman de DC y no les falta cierta razón, aunque eso no hace que estemos ante un mal personaje ni mucho menos. Algunos preferirán a la mujer gato de DC y otros a la de Marvel. No dejan de ser, a pesar de las evidentes similitudes, dos universos distintos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario