sábado, 24 de diciembre de 2016

El Aprendiz de Brujo

Sería tras el milagro animado que supusó "Blancanieves y los Siete Enanitos" cuando Walt Disney, gran admirador de los cuentos e historias europeas, decidió embarcarse en un proyecto aparentemente modesto. Consistía en un corto exclusivamente animado basado en un un poema sinfónico del compositor galo Paul Dukas, que a su vez se basó en un poema de Goethe, en el que un aprendiz de brujo se aprovecha de la ausencia de su maestro para dar vida a una escoba y que ésta hiciera su propio trabajo con consecuencias desastrosas. El poema en cuestión era "El Aprendiz de Brujo".


Lo llamativo del corto de Disney es que estaba protagonizado por Mickey Mouse, mezclando la comedia con la fantasía de una forma magnífica y una animación y música brillantes. El problema es que era tan bueno que a Disney se le empezó a hacer demasiado grande debido a las cantidades ingentes de dinero que se estaba gastando. Así pensó en hacer una obra más grande en la que alojar a su aprendiz de brujo. 


Dicha obra sería "Fantasía", una producción magnífica, aunque eminentemente experimental, ya que no tenía diálogos (salvo las breves intervenciones del director de orquesta y el propio Mickey Mouse) siendo su misión el ilustrar o acompañar con la animación temas de música clásica de compositores brillantes como Bach, Beethoven y Stravinsky entre otros. 


En su momento no fue un gran éxito financiero para Disney, aunque con el tiempo se revalorizó y alcanzó gran popularidad entre sus obras en una época en la que el mundo estaba sumido en la Segunda Guerra Mundial. Y dentro de dicha obra estaba ese querido aprendiz de brujo, que utilizo la magia de su maestro con poca fortuna. 
PD: "Fantasía" es una de mis películas favoritas de Disney, teniendole un especial cariño, pudiendo asegurar que en mi infancia la veía infinidad de veces. Es Preciosa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario