lunes, 5 de diciembre de 2016

¡A mi los mosqueteros!

Muchos habremos oido hablar de este tipo de soldado por las inmortales obras de don Alejandro Dumas (padre) e incluso si no se han leido sus libros, la gran mayoría de las personas sabrían algo sobre D'Artagnan y los tres mosqueteros Athos, Porthos y Aramis. Pero ¿Quienes eran? 


Antes que nada han habido dos "tipos" de mosqueteros. El primero en cuanto a su aparición se refiere a simplemente un soldado de infantería armado con mosquete (de ahí el nombre), que apareció en el siglo XVI y combatió en los ejércitos europeos durante dos siglos. Iban armados con mosquetes un arma de fuego de avancarga que tenían gran potencia y se empleaban en la defensa y ataque de plazas fuertes. 
Estamos hablando de una época donde había constantes guerras en toda Europa con guerras como las de Flandes o en el centro del mismo continente. Los mosqueteros  fueron parte esencial de los gloriosos Tercios hasta que fueron sustituidos por los soldados armados con fusil y bayoneta.

Mosquete

El soldado de caballería armado con mosquete se denominó mosquetero a caballo para pasar con el tiempo a llamarse dragón, aunque la palabra "mosquetero" sobrevivió en el ejército del Imperio Alemán durante la Gran Guerra. En el Siglo XVIII, los mosqueteros fueron sustituidos por soldados armados con fusiles. 


Después están los mosqueteros franceses, cuerpo que apareció en Siglo XVII durante el reinado de Luis XIII lo creó como su guardia personal, dotándolo de mosquetes, aunque no era su principal arma. Los mosqueteros con vaivenes sobrevivieron a diferentes épocas, siendo un cuerpo que se hallaba dentro de las compañías militares más prestigiosas del Antiguo Régimen. Con Luis XIV alcanzaron un estatus importantes. 

"Uno para todos y todos para uno"

La compañía fue disuelta en 1776 durante el reinado de Luis XVI por causas económicas. La Restauración borbónica, tras la revolución francesa y Napoleón, refunda los mosqueteros en 1814, para disolverlos definitivamente el 1 de enero de 1816. Los mosqueteros volverían a "renacer de sus cenizas" en una nueva popularidad con las obras de Dumas, combatiendo contra el pérfido Cardenal Richelieu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario