lunes, 3 de octubre de 2016

Fascinación por las pirámides

Se encuentran en gran cantidad de sitios alrededor del mundo. Desde Egipto a América, pasando por China e incluso algunas islas. Las pirámides no son patrimonio del antiguo Egipto (aunque sin duda son las más conocidas), sino de infinidad de pueblos, que las utilizaron con diferentes fines. 


Las pirámide (del latín pyrămis, -ĭdis, y éste a su vez del griego πυράμις,-ιδος pyrámis, -idos), las cuales generalmente son de forma cuadrangular, no tienen un origen claro. Existe una teoría que nos habla del contacto entre pueblos, lo cual es posible en algunos casos, e incluso se habló en épocas muy pretéritas de que eso demostraba la existencia de continentes perdidos tales como la Atlántida, ya que era imposible que egipcios y méxicas construyeran pirámides sin algún tipo de contacto u origen en común. Eso nos lleva a la teoría plausible de que las pirámides no era más que una forma de entrar en contacto con al realidad superior, ya fuese Dios o las estrellas. Las alturas era la única manera de entrar en contacto con el Ser Superior y es evidente que muchos ritos fueron realizados en las pirámides. 


Su uso no sólo puede ser divino, sino astrológico e incluso funerario, ya que se han encontrado diferentes enterramientos en las mismas en algunos casos con tesoros que pertenecieron al difunto. Con el tiempo, se empezaron a edificar tumbas y plataformas religiosas encima de las anteriores, derivandose en las pirámides escalonadas; un tipo de construcción muy similar a los zigurat mesopotámicos.


Sobre las pirámides se ha escrito de todo sobre las técnicas utilizadas para su construcción, aparte de las supuestas maldiciones para todos aquellos que entraran y saquearan las mismas. Lo cierto es que este tipo de construcciones aún fascinan por su extraordinaria complejidad y belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario