sábado, 17 de septiembre de 2016

El defensa que quiso meter goles

Defensa duro, gran goleador. Con esta dos frases podríamos definir la carrera deportiva de Fernando Ruiz Hierro (si, Hierro es su apellido materno), un hombre que aparentemente iba a vivir tras la sombra de su hermano Manolo y que, sin embargo, supo labrarse su propio destino; un camino lleno de éxitos. 


Hierro tenía vocación ofensiva desde el centro del campo, pero donde se haría fuerte sería en la defensa. Siempre expeditivo (lo que le ocasionó algún problema con adversarios y rivales), supo ganarse a base de golpes, rojas y broncas que le llevaron a ser uno de los defensas más duro del fútbol español. Después estaba su gran capacidad goleadora.
Gran rematador con la cabeza y excelente lanzador de faltas y penaltis, Hierro es uno de los defensas más goleadores no sólo del Real Madrid, sino de la historia del fútbol español. Hierro, que comenzó en el Real Valadolid, cuando se fue al equipo blanco vio la apoteosis y ocaso de la Quinta del Buitre, que, sin embargo, a pesar de aquellas ligas perdidas en Tenerife, siguió demostrando una gran calidad. Sería en esa época, donde Hierro demostraría todo su arsenal ofensivo, llegando en una temporada a meter 21 goles. 

Pesadilla de adversarios

Vio el ocaso de la Quinta, pero también el renacer de un chaval que cuando debuto con el Real Madrid apenas tenía 17 años. Dicho chaval se llamaba Raúl y ese era "el ferrari que los iba a superar a todos"... y así fue. 


Mientras, tanto en su club como en la Selección Nacional, siguió demostrando su calidad. Goles, entradas expeditivas, rojas, liderazgo... todo en uno era Hierro, que en el 96 falló un penalti decisivo para la eliminación de España en la Eurocopa, pero que debido a su gran maestría defensiva hizo posible que el Real Madrid consiguiera la Copa de Europa 32 años después. 


La volverían a ganar en el año 2000 y en 2002 la recogería como capitán del equipo. Ya en aquellos años Hierro no sólo era capitán del equipo blanco, sino de la Selección Nacional, demostrando una gran capacidad de liderazgo, no exenta de Goles y juego. 


En 2003 se iría del Real Madrid para retirarse en Inglaterra y tengo que reconocer que fue una marcha algo dura dado lo grande que había sido Fernando Ruiz Hierro. Muchos Títulos, goles, entradas, buenos y malos momentos después se retiraba probablemente uno de los mejores deportistas de la historia del fútbol español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario