jueves, 22 de septiembre de 2016

¡Echenlo!

"No llevamos imputados en nuestras listas, no llevamos imputados en nuestras listas" dicen desde el PSOE. Bueno pues resulta que en Granadilla de Abona hay un señor investigado por prevaricación, malversación y tráfico de influencias. Desde CC en Granadilla presentan una moción de censura contra ese señor y resulta que desde el PSOE no hacen que dimita de la alcaldía (algo que deberían haber hecho desde hace mucho tiempo), sino que critican la moción como si los presuntos delincuentes fueran los de CC en Granadilla (que no tienen el apoyo de la dirección del partido, por cierto) en lugar de un señor que como poco da mala espina.


Lo mismo pasó con el cacique de la Gomera, Presidente del Cabildo merced al clientelismo electoral, imputado por infinidad de causas y lo echaron ¿Qué diferencia hay? ¿Por qué no hacen que dimita? ¿Acaso ellos no son los mismos que dan lecciones de moralidad? 
Una causa más de aquellos repartos de sillones que se dio en llamar pactos en cascada, algo que se incumplió en Santa Cruz o el Puerto de la Cruz y no ha pasado nada. El problema viene cuando son más importantes los sillones que los electores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario