lunes, 8 de agosto de 2016

"Todos los caminos llevan a Roma"

Estoy seguro que en más de una ocasión habremos escuchado la expresión "Todos los caminos llevan a Roma" o su variante "Todos los caminos conducen a Roma" para referirse a que por muchos caminos que tomes, éstos te llevarán a la misma solución, pero ¿De dónde viene tal dicho o frase?


Durante la época del Imperio Romano se construyeron alrededor de más de 400 vías, unos 70.000 kilómetros aproximadamente, para comunicar la capital, Roma, donde convergía el poder del iImperio, con las provincias más alejadas. 
Lo curioso es que en muchas ocasiones dichos caminos fueron creados de forma espontánea por las propias legiones una vez conquistaban territorios para el Emperador, algunos de los cuales aún existen. Por otra parte, estos caminos tomaron su nombre de la función que desarrollaban como la Vía Salaria, la cual estaba relacionada con el transporte de la sal, de los lugares de destino como la Vía Tiburtina que moría en la ciudad de Tibur o Tívoli, y de sus constructores como la Vía Apia, que fue encargada por Apio Claudio el Ciego.


Una red viaria sin precedente en el mundo antiguo que hacía buena aquella frase de que todos los caminos llevaban a Roma, centro del máximo poder en la tierra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario