sábado, 27 de agosto de 2016

El burkini y la falsa libertad

¡Cuánta polémica se ha levantado en Francia a raíz del famoso y tétrico burkini! Porque es que si algo hay que no soporta el hombre musulmán militante es que la mujer enseñe algo que no sea la cara, los ojos, las manos y los pies... mientras en la laica Europa (laica para los cristianos claro) hablamos de una supuesta libertad, permitiendo bajo esta premisa el sometimiento de la mujer. 


Dicen que hay mujeres que eligen llevarlo y eso valida la idea de la libertad frente aquellos que prohiben dicha prenda. Claro. Y también hay mujeres que son agredidas física o mentalmente por sus parejas y, sin embargo, eligen estar con ese individuo miserable, perdonandoles todo, e incluso llegan a considerar que si él les pega, es por algo que han hecho. Es toda una barbaridad. Muchas mujeres musulmanas viven confundidas entre lo que dice su religión y lo que les han dicho que es su religión, permitiendo un sometimiento al varón más propio de la edad media que de los tiempos contemporáneos.
El burkini (acrónimo de burka y bikini) es algo más que un retroceso; es toda una degradación para la mujer basándose en una falsa libertad. Una libertad de la que por cierto no gozan las occidentales que viajan a países musulmanes, claro. El burkini no es defendible ni como tradición religiosa, ni cultural ni nada. No es que sólo atente contra el laicismo de un país (Francia en este caso), sino contra la libertad, la igualdad entre hombres y mujeres y el buen gusto. ¿Acaso no les parece ridículo ver a una mujer completamente tapada en una playa?

2 comentarios:

  1. Pues a ti y a mi nos puede parecer ridículo el uso del Burkini, pero si una mujer desea usarlo por la razón que sea, y un estado se lo prohibe es simplemente una falsa libertad de expresión. Es decir los franceses son hipócritas pues pretenden ser laicos y promover la libertad, pero inmediatamente no pemiten a los islámicos que se visten como deseen. Y mira que no soy islámico, soy occidental y me gusta ver a las chicas con bikini o topless, pero me pongo en mente de cómo pensaba mi abuela y simplemente, ella usaba algo como un burkini, o lo propio para las monjas cuando van a la playa. Hipocrecía disfrazada de progres. La libertad verdadera involucra permitir la expresión de cada persona en tanto cuanto esto no agreda a los demás. Y el burkini no gustará, pero no agrede a nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabría preguntarse si el laicismo es Libertad. Por definición es que la religión quede en lo privado. En mi opinión es un error creer que el laicismo es la Libertad plena. Al menos para los que profesan una religión concreta, no lo es

      Eliminar