martes, 14 de junio de 2016

¿Viajes en el tiempo?

Si les soy sincero, me encantaría viajar en el tiempo. Conocer in situ las espléndidas etapas que fueron el Renacimiento o viajar a la Grecia antigua, aparte de conocer a las figuras más importantes en la historia de la humanidad tanto a nivel político como artístico y social. Esto, viajar a otras épocas es imposible... ¿O no?


Tomando de forma exclusiva el Siglo XX hay muchas leyendas urbanas en torno a la posibilidad de que nos hayamos encontrados con seres del pasado, del futuro o que han viajado a otras épocas para posteriormente volver a la suya. Les voy a presentar tres arquetipos de supuestos viajeros en el tiempo.
Uno tiene que ver con una fotografía de 1941 de la reapertura del puente South Forks en Gold Bridge, Canadá, en la que supuestamente se nos muestra a un viajero del tiempo, ya que supuestamente la ropa y gafas de sol que el individuo vestía eran modernos y no del estilo usado en los años 40. 


Suponiendo que no hay manipulación de algún tipo, podemos decir que el estilo de las gafas de sol apareció por primera vez en la década de 1920 (Barbara Stanwyck utiliza un par similar en la película"Perdición" de 1944. A su vez, el hombre es tomado por muchas personas por estar usando una camiseta supuestamente moderna, pero si nos fijamos más detenidamente es suéter con un emblema cosido, siendo un tipo de ropa que a menudo era usado por los equipos deportivos de aquellos años. Lo único extraño parece ser que viste de una manera más informal que el resto. Algunos han titulado a este supuesto viajero como el hipster del tiempo.
El siguiente ejemplo tiene que ver con una historia que circuló en los años 70. Ésta se sitúa en Nueva York, Estados Unidos, en el año 1950, cuando un supuesto hombre llamado Rudolph Fentz vestido con ropas del Siglo 19 fue atropellado por un coche y murió. La investigación posterior reveló que el hombre había desaparecido sin dejar rastro en el lejano 1876. Los objetos que el hombre poseía revelaron que había viajado en el tiempo desde 1876 hasta 1950. El folclorista Chris Aubeck investigaria tal historia, descubriendo que se originó en un libro de ciencia ficción de los años 50.


El último ejemplo es quizá el más conocido debido a su extenso por Internet. El nombre del viajero en cuestión era John Titor que fue el nombre usado en varios tablones de anuncios de los años 2000 y 2001 por un posteador, el cual decía ser un viajero del tiempo (soldado para más señas) del año 2036. En estos mensajes hizo numerosas predicciones (vagas o específicas) sobre los acontecimientos de un futuro próximo. La conclusión es que el supuesto viajero no dio ni una. Entre sus "predicciones están que los Estados Unidos se habían dividido en cinco regiones más pequeñas, el medio ambiente y las infraestructuras habrían sido devastadas por un ataque nuclear y la mayoría de las otras potencias habrían sido destruidas. 


Hay otras historias relacionadas con los viajes en el tiempo como el Chronovisor, artefacto capaz de mostrarnos imágenes del pasado y futuro, o la supuesta mujer hablando con un móvil en la película "El Circo" de Chaplin. Historias tan cercanas, con tantos elementos extraños, que nos hacen dudar ante la posibilidad de la realidad de viajar en el tiempo. Yo prefiero creer lo que decía Doc Brown al final de "Regreso al Futuro 3": "El futuro no esta escrito".

No hay comentarios:

Publicar un comentario