sábado, 4 de junio de 2016

El Arco del Triunfo

"Volveréis a casa bajo arcos triunfales" Esas fueron las palabras de Napoleón Bonaparte a sus soldados antes de la épica batalla de Austerlitz en 1805. Tras la victoria de las tropas galas donde aplastaron a la Tercera Coalición destinada a acabar con la influencia francesa en Europa, Napoleón comenzó a proyectar la construcción de un Arco del Triunfo (al estilo de los antiguos Arcos romanos), el cual quería que se construyera en la plaza de la Bastilla, al este de la ciudad de París, que era por donde los ejércitos iban a volver de la guerra. 


Situado en el VIII Distrito de la ciudad de París, sobre la plaza Charles de Gaulle, denominada antiguamente como la plaza de la Estrella, en el extremo occidental de la avenida de los Campos Elíseos,  las caras exteriores del que sería denominado como Arco del Triunfo están grabados los nombres de grandes revolucionarios y las victorias militares de Napoleón. Sobre los muros interiores del monumento se encuentran inscritos los nombres de los 558 Generales del Imperio francés, estando subrayados los nombres de aquellos que murieron en combate. 


El Arco del Triunfo fue construido entre 1806 y 1836, formando parte de los monumentos nacionales poseyendo una gran carga histórica. A los pies del mismo se encuentra la Tumba al Soldado Desconocido de la Primera Guerra Mundial, en el que hay una inscripción: "Aquí yace un soldado francés muerto por la Patria 1914–1918".  


Tres anécdotas en torno al Arco del Triunfo: Durante el traslado de las cenizas de Napoleón, el 15 de Diciembre de 1840 el cortejo pasó por el monumento, el cuerpo de un grande de la literatura como Victor Hugo fue velado bajo el Arco antes de ser enterrado en el Panteón y dos veces al año, la puesta del sol tiene lugar en el eje de los mismísimos Campos Elíseos. Desde  la perspectiva de los propios Campos Elíseos, podemos aprecia el disco solar durante algunos minutos bajo el grandioso Arco del Triunfo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario