lunes, 2 de mayo de 2016

Las Amazonas

Durante muchos años se creyó en la existencia de un pueblo guerrero compuesto exclusivamente por mujeres, las cuales eran grandes en el combate y expertas en el manejo del arco. Tradicionales enemigas de los griegos, el nombre de estas guerreras era el de Amazonas.


La palabra Amazona recibía recibía entre los helenos antiguos una etimología popular según la cual procedía del a-privativo + mazos ( que significa "sin pecho"), relacionado con la tradición que decía que las amazonas se cortaban el pecho derecho, para poder ser capaces de usar el arco con más libertad y arrojar lanzas o flechas sin la limitación y obstrucción física del pecho. 


Lo cierto es que las historias en torno a la posible existencia de este pueblo (que según la tradición era de Asia) son muchas, teniendo relación con Aquiles o formando parte de los reconocidos 12 trabajos de Hércules (conseguir el cinturón de Hipólita, Reina de las Amazonas).


Se contaba que las Amazonas eran igual o más terribles que un hombre batallando y es de notar que, al igual que los espartanos, vivían por y para la guerra.


Su relación con los hombres era casi inexistente. Ningún varón tenía permiso para mantener relaciones sexuales o residir en el país de las Amazona, pero una vez al año, para evitar la extinción de su raza, ellas visitaban a los gargarios, una tribu vecina. Los niños varones que resultaban de estas visitas eran sacrificados, enviados de vuelta con sus padres o abandonados a su suerte. Los que se quedaban con ellas les amputaban un miembro o los dejaban ciegos, siendo sus sirvientes.


No sabemos si en algún momento de la historia pudo haber un pueblo que inspirara al mito. Viendo sus relatos podemos decir que las Amazonas, de las que se dice fundaron varios pueblos, es la versión feminista de Esparta, si me permiten la equiparación. Lo que nos ha quedado de todo esto es que una Amazona es una mujer luchadora (más en el sentido social que bélico) y aquella mujer que monta muy bien en el caballo dada la tradición que nos dice que las Amazonas eran expertas a la hora de montar a dicho animal, lanzando sus flechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario