sábado, 16 de abril de 2016

Los leñeros o cuando "el fútbol no es para bailarinas"

Si en algo hay que valorar a los atacantes de otras épocas, no es sólo por su gran capacidad para hacer jugadas o meter goles, sino por enfrentarse a unos defensas, que eran en todos los casos unos auténticos camorristas, dispuestos a reventarle la pierna al rival. Los leñeros eran tradición en el fútbol y es que prácticamente todos los equipos tenían a uno o dos jugadores de esos con los que más valdría no toparse; unos auténticos "killers"... del área propia. Siguen habiéndolos con fama de duros, pero sería sobre todo hasta los 80 cuando vivieron su "etapa dorada".
He realizado una lista comentada de aquellos jugadores que destacaron no sólo por dar patadas al balón, sino por dársela al rival (con codazos, puñetazos o cabezazos incluidos); aquellos cuya máxima era "o pasa el jugador o el balón; nunca los dos a la vez".  Aclaración: la frase "el fútbol no es para bailarinas" la dijo Gentile, tras ganar con su Selección, la italiana, el Mundial de 1982.

Los más "leñeros" 
1. Andoni Goikoetxea

 
Comentario: Tras su brutal entrada a Maradona (que evitó una posible buena carrera del argentino en Barcelona), José Luis Nuñez, Presidente del club azulgrana, llegó a decir que "hay que luchas contra el terrorismo en el fútbol". Un ejemplo de lo que significó tal entrada, fueron muchas en las que Goikoetxea se haría un experto en su marcaje al hombre, destacando por una dureza inusitada (también con Schuster tendría sus más y sus menos) a la que no llamaría terrorismo, pero que refleja la dureza de los centrales de la época.
2. Goyo Benito

 
Comentario: Cuentan que en un partido entre el Real Madrid y el Sevilla, Biri Biri, delantero sevillista, sufridor de sus patadas, le suplicó: "No me pegue más, por favor, señor Benito”. Lo cierto es que "Hacha Brava" secaba a todo aquel que se le pusiera por delante, ganandose por contrapartida alguna agresión de un rival furioso por su dureza. Y es que ya lo gritaba la hincada local: “¡Benito, mata!”.
3. Miguel Bernardo Bianquetti, "Migueli"


Comentario: ‘Tarzán’ Migueli (así lo conocían) se soltó de la liana para arrollar con la plancha por delante al madridista Bonet, dejándole la rodilla izquierda hecha papilla literalmente, obligandole a retirarse del fútbol. Ese fue uno de los muchos ejemplos de un defensa intenso que si tenía que reventar a un delantero, lo hacía y muchos (no sólo Bonet) lo sufrieron y padecieron.
4. Pedro de Felipe


Comentario: Que no nos engañe su pinta de niño que no hubiera roto un plato en su vida. De Felipe era un defensa durisimo. Enmarcado dentro de la etapa del Real Madrid posterior a Di Stéfano, De Felipe supo ganarse la vida a costa de sacar la guadaña, llegando a lesionar a jugadores tan prometedores como el barcelonista Bustillo, que nunca volvió a ser el mismo. Su compañero Amancio lo definió como "un adorable demonio".
5. Pablo Alfaro
 


Comentario: Tal vez algunos no se acuerden y muchos jóvenes no lo sepan, pero el Sevilla ha sido históricamente uno de los equipos más violentos de la historia (acuerdense del famoso Pisalo, Pisalo de Bilardo, aunque la historia viene de antes). Uno de esos exponentes sería Alfaro, cuya fama ya venía de antes del Sevilla, pero que se ganó el desprecio de muchos por su violencia desmedida, llegando a pisar a rivales en el suelo. Muchos decían de broma que Alfaro, al ser médico, atendía a aquellos que el mismo lesionaba.
6. Pedro Fernández


Comentario: Haciendo dúo con su compatriota Aguirre Suárez, este defensa paraguayo ya había hecho de las suyas más de una vez, pero sería la brutal entrada a Amancio (con consecuente lesión) cuando harían que todas las miradas se posaran en este leñero, el cual había literalmente reventado al jugador del Real Madrid, que volvería a jugar, pero después de muchos meses.
7. Rubén Osvaldo Díaz "Panadero" Diaz


Comentario: Este repartía panes, pero para partirlos en el rival. Era un auténtico camorrista al que en su país natal (en el que estuvo poco tiempo jugando) ya habían expulsado ocho veces... y lo decía con orgullo. Fue la "voz cantante" en la violenta semifinal del Atlético de Madrid contra el Celtic de Glasgow, llegándose también a pelearse con su compañero ovejero. La prensa de las islas lo apodó como "El asesino". +
8. Patxi Salinas



Comentario: Otro central duró salido de Bilbao. Un ejemplo de su "carisma": amenazó públicamente al delantero Pedraza del Atlético de Madrid por los incidentes del partido de ida de la Copa de la Liga del año 1983 y cumplió su promesa. A los siete minutos, ya lo había mandado a la enfermería. Lo lamentable es que no fuera ni sancionado.
9. Javi Navarro


Comentario: Hizo dúo con Pablo Alfaro (¡Hay que fastidiarse!), demostrando una dureza terrible. En 2001 cumplió cuatro partidos por agredir al españolista Rotchen, en 2003 le dio un pisotón en el suelo a Salgado del Real Madrid y en 2005 le dio una coz en la entrepierna al bético Dani. Sería su codazo salvaje a Arango el acabose. El lesionado pasó tres días en la UCI con traumatismo craneoencefálico, rotura del hueso malar y estallido de uno de sus labios. Tardó un mes en reaparecer y al agresor sólo se le sancionó con 5 partidos.
10. Képler Laverán Lima Ferreira, "Pepe"


Comentario: Otro tipo duro al que más de una vez se le va la cabeza con entradas a destiempo y codazos innecesarios, pero lo que le marcó sería sus tres o cuatro pisotones a Casquero del Getafe que le costó la expulsión. La entrada, por la que le pidió perdón al agredido, le costó 7 partidos de sanción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario