sábado, 12 de marzo de 2016

Sindicalismo trasnochado

Reconozco mi desconocimiento en cuanto al funcionamiento de los sindicatos en otros países, pero también es verdad que, independientemente de eso, tengo que decir (o escribir en este caso) que mi idea de sindicalismo es aquel que defiende a todos los trabajadores, pero que no depende directa o indirecta de ningún partido político, así como su estructura (deben ser apolíticos desde el primer al último sindicalista), no deben actuar de forma matonil cada vez que hay una huelga (ya saben: los famosos los famosos piquetes informativos que insultan y amenazan a aquellos que quieren ejercer su derecho al trabajo), no cobrar ni un sólo céntimo del erario público y no cobrar por su "gran" actuación en los EREs con algún que otro despido masivo. 


Los sindicatos de clase, tanto socialistas como comunistas y anarquistas, no es que sean algo del pasado; es lo más trasnochado, antiguo y falso que existe hoy en día. Esa gente se ha convertido en un problema cuando vemos que actúan en favor de sus intereses, ideológicos o no, y que llevan 20 o más años en la dirección de un sindicato a nivel nacional o a nivel territorial como el saliente Secretario General de la UGT y el nuevo Secretario General de la UGT, el cual esta a favor del "derecho a decidir" en Cataluña como si a mi me tuviera que importar lo que piensa un supuesto sindicalista de un tema tan problematico como ese. 
Meterme con estos no quiere decir que este en contra del sindicalismo, ni mucho menos. Lo que pasa es que no creo en este supuesto sindicalismo, el cual actua de forma ideologizada en muchos casos cuando no se lo llevan calentito como en Andalucia. Creo en el sindicalismo con mayusculas; aquel que defiende a los trabajadores, aquel que no se lleva el dinero público, aquel que no forma parte de ningún partido político o ideología y aquel que defiende tanto el derecho de huelga como el derecho a trabajar y uno actua de forma mafiosa y casposa en forma de piquete informativo (piquete matonil más bien).

No hay comentarios:

Publicar un comentario