domingo, 13 de marzo de 2016

Respeto a los militares

Es curiosa la visión decimononica de las fuerzas armadas que tienen algunos políticos de determinado sector ideológico. Esto parecería confirmar que algunos a nivel mental se quedaron en el 36 o en la dictadura franquista. Sí algo consiguió la Transición Española no sólo fue la Reconciliación Nacional (que algunos desprecian), sino que los militares españoles poco a poco se alejaran lo más posible de la intervención en la vida política y defendieran las Leyes democráticas emanadas de un Parlamento Español. 


Hubo una época en la que esto no era así y me refiero a una época muy anterior a los Franco, Sanjurjo o Primo de Rivera. Una época oscura muy anterior incluso a la guerra de Cuba en la que los militares entraban en un Parlamento cual Pavía para imponer su voluntad. Afortunadamente, las Fuerzas Armadas son ejemplo de cooperación internacional, ayuda humanitaria, el respeto de los tratados entre países y, lo más importante, defensa de la legalidad constitucional. De hecho, ya quisiera que muchos políticos respetaran la legalidad con la escrupulosidad con la que la hacen nuestros militares. 
El problema es que la gente, hija del sectarismo, como los Alcaldes de determinadas ciudades como Barcelona, Cadiz o Zaragoza les da rabia que las Fuerzas Armadas no sólo respeten la Ley que ellos incumplen más de una vez, sino que los militares sean una de las instituciones más valoradas por parte de la población. Aunque en el caso de Barcelona, cabría decir que algunos quieren echar a los militares por el hecho de defender la legalidad española en todo el Estado, incluyendo Cataluña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario