martes, 15 de marzo de 2016

Madrid, Madrid, Madrid

Durante los años 40, infinidad de españoles partieron al exilio por la dictadura franquista o tuvieron que emigrar escapando de la miseria de una dura posguerra. Muchos de ellos acabaron en Méjico, país que no reconoció el régimen de Franco, pero cuyas películas y canciones tuvieron curiosamente mucho arraigo en España.


Los mejicanos acogieron con gran empatía a los españoles, llegándose a entablar grandes lazos de amistad. Uno de aquellos mejicanos era el compositor y cantante Agustín Lara del que ya he escrito más de una vez. Precisamente, de las conversaciones entre Lara y españoles nacerían varias canciones dedicadas a ciudades de la Península Ibérica. Una de ellas fue el chotis "Madrid", que se hizo extremadamente conocido en la capital de España, convirtiéndose en todo un símbolo de los madrileños, siendo frecuentemente tocado en sus fiestas y verbenas.
Lara, el cual llamativamente nunca había viajado a Madrid, supo captar la esencia del chotis hasta el punto de ser encumbrado como una figura a tener en cuenta. Para la posteridad quedó la versión que del chotis hicieron Lola Flores y el mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario