sábado, 12 de marzo de 2016

El pingüino o el ladrón de guante blanco

De entre la pléyade de enemigos de Batman, podemos decir que el único (o de los pocos) al que podríamos considerar mentalmente cuerdo es el pingüino. Este sólo sería un villano más del Universo DC, sí no se nos presentara como un simple mafioso con chaque y esmoquin, el cual se considera el jefe del hampa en la ciudad de Gotham, un ladrón de guante blanco capaz de poner en apuros al mismísimo murciélago. 
 

Parece ser que a Bill Finger, co-creador de Batman, se le ocurrió tal idea para realizar un personaje diferente al habitual villano del murciélago, un ser aparentemente distinguido, que se vestía como un alto magnate o un representante de la alta sociedad, pero que  en realidad no era más que un ladrón. La idea de llamarlo pingüino y que aparentemente tuviera una forma que asemejara a tal animal (con su característica nariz ganchuda) se debe a que Finger creía que la imagen de señores de la alta sociedad con esmoquin era una reminiscencia de los pingüinos emperador.



Lo cierto es que el personaje llegó a tener gran éxito en los años 50 y 60, siempre acompañado por un bastón que no era otra cosa que una ametralladora, dispuesta a abatir a aquel que se le pusiera por delante. Con la censura de los comics en los años 50, se resaltó la vertiente cómica del personaje tal como le pasó a otros enemigos como el Joker, el payaso del crimen. Así lo vimos interpretado por Burgess Meredith en la serie de los años 60. 


Sin embargo, en los años 90 gracias a la película de Tim Burton se nos presentó a ser terrible, pero a su vez tan desdichado como Batman, criado por pingüinos en las cloacas, tras ser abandonado por sus padres debido a sus malformaciones. Interpretado por Danny DeVito, nos muestra a un personaje igual de trágico que el murciélago, pero que a diferencia de éste, hizo del crimen su negocio. 


Esa fue una vuelta de tuerca para un personaje que independientemente de los universos y las versiones creadas por la ocasión, pasa por ser un individuo único (con un intelecto a nivel de cualquier genio) que utiliza sus cualidades para hacer el mal. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario