domingo, 24 de enero de 2016

Escala en Tenerife

En 1799 tendría lugar una visita histórica. Alexander von Humboldt y Aime Bonpland, los dos grandes y reputados naturalistas del momento, zarparon desde el puerto de la Coruña con destino América en la corbeta española "Pizarro". 14 días después harían escala en las Islas Canarias, zona que no sólo era lugar habitual para hacerse con provisiones de cara a el viaje hacía el Nuevo Mundo, sino que era un lugar de obligada visita para todo aquel naturalista que se preciara. 


Tras una breve escala en la Graciosa, zarparían hasta el puerto de Santa Cruz de Tenerife. En la isla harían un recorrido intenso por la misma. Su objetivo era llegar hasta el emblemático pico Teide. Todo lo que vieron lo anoto cuidadosamente un Humbolt, que se maravilló de todo lo que observaron, de los paisajes de la isla de Tenerife. De Santa Cruz llega a decir:
"En las estrechas calles transversales, entre los muros de los jardines, las hojas colgantes de las palmas y de las plataneras forman pasajes arqueados, sombríos: un refresco para el europeo que acaba de desembarcar y para el que el aire del país es demasiado caluroso"
Así pasaron por Santa Cruz, San Cristóbal de la Laguna, la Orotava para terminar en el pico Teide donde realizaran experimentos para el análisis del aire, complemenrarios a sus mediciones con el cronómetro de Berthoud o el sextante de Ramsden como garantía métrica. 

Humboldt y Bonpland en la selva amazónica del río Casiquiare

Aparte de todo eso, la estancia isleña se caracteriza sus aportaciones botánicas, haciendo una descripción minuciosa de la violeta del Teide, especialmente a la geografía de las plantas. Por otra parte, Humboldt representaría la geografía de las plantas aplicada al Teide en un  dibujo. Dicho trabajos sería publicados como "Tableau physique des Iles Canaries. Géographie des Plantes du Pic de Tenerife", junto a las observaciones de Leopold von Buch y Christian Smith. 


Un total de 6 días duró la escala en Tenerife (desde el 19 al 25 de Junio), la cual tiene una gran trascendencia científica tanto para el vulcanismo o la geografía vegetal, dejándonos el propio Humbolt unas hermosas páginas sobre un estudio realizado tanto a la población aborigen como a la sociedad canaria de finales de siglo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario