viernes, 29 de enero de 2016

El osito Teddy

Hoy en día nos parecen comunes los ositos de peluche para los niños pequeños, pasando a ser una forma de entretener a los niños. Sin embargo, aunque resulte curioso, los ositos de peluche son bastante más modernos de lo que pensamos. 


El origen lo tenemos en el 26º Presidente de los Estados Unidos, Theodore Roosevelt (1901-1909). Una de las aficiones de Roosevelt era la caza, contándose que siempre que podía organizaba safaris o batidas de caza con sus amigos. El caso es que en un momento dado, organizó una cacería. Sorprendentemente, el Presidente estadounidense, estuvo gafado aquel día. Durante todo ese día no consiguió dar con ningún animal. Sus colaboradores también se afanaron para dar con alguno hasta que encontraron un osezno (cría de oso) y se la llevaron a un desesperado Roosevelt para que éste al menos pudiera decir que había cazado algún animal. El Presidente rehusó por dos razones: era oso muy pequeño y que un cazador tenía que buscarse la vida por si mismo. 

Teddy Roosevelt

La cuestión es que la noticia corrió como reguero de pólvora (gracias en parte a esos colaboradores que hicieron toda una campaña de promoción del Presidente resaltando su magnanimidad). Uno de los hombres que oyó esa noticia sería Morris Michtom, que enseguida sopesó la idea de crear un oso de peluche al que llamaría "Teddy", que era como coloquialmente llamaban al Presidente Roosevelt. 


Tras pedirle permiso al propio Presidente para utilizar su nombre (algo que él aceptó), el juguete se convirtió en un éxito de ventas no sólo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo, aunque mientras en el país norteamericano se siguió utilizando el nombre de "Teddy Bear", en los demás países se utilizó el nombre e osito de peluche. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario