sábado, 12 de diciembre de 2015

Recuerdos de infancia con Charlie Brown y Snoopy

Ni el propio Charles M. Schulz hubiera pensado que aquellos personajes, cuya tira cómica se público en un periodico, acabarían por ser unos de los más reconocidos de la viñeta estadounidense y del resto del mundo. Si; un buen día de 1950, Schulz crearía la tira Peanuts, cuya traducción literal es Cacahuetes o maníes, pero que en los países de habla hispana se la llamo Carlitos o Snoopy, que eran dos de los personajes principales de la serie. 


Una cosa curiosa de la serie no es sólo su fina ironía en según que asuntos (algo que haría Mafalda posteriormente), sino que son literalmente una tira cómica dedicada a la infancia. En ningún momento aparece un adulto, siendo los mencionados Charlie Brown, que no pasa de ser un niño inquieto, nervioso y preocupadisimo de unos 6 años, y Snoopy, que es la mascota del primero, el cual es un perro ciertamente refinado, acostumbrado a utilizar su máquina de escribir para relatar historias y enviárselas a editores. A ellos les siguieron otros personajes como Linus, Lucy o Schroeder entre muchos otros, que le dieron vida a la serie. 


Tuvo tal gran acogida que en los 60 se produjeron la adaptación de dibujos animados y, con ella, llegó el merchandising propio de unos personajes que empezaron a ser conocidos... y queridos por todos los que han tenido la oportunidad de leerlos. 


Con la muerte de su autor, Peanuts dejó de publicarse, aunque ciertamente (y no lo digo por la próxima adaptación a los cines), Charlie Brown, Snoopy y los demás tienen la poderosa cualidad de ser unos personajes inmortales al que le debemos un gran cariño por haber trasladado los problemas típicos de la infancia a las viñetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario