jueves, 12 de noviembre de 2015

El terrible Ares

 "¡Ares, Ares, funesto a los mortales, manchado de homicidios, demoledor de murallas"
Homero, Ilíada, Canto V, 31.

Todo el mundo lo temía... y no era para menos porque no sólo era el Dios de la guerra, sino de la brutalidad y la violencia más irracional. Era en definitiva todo lo contrario a su hermana Atenea, la cual era Diosa de la Sabiduría. 


Según la mayoría de las tradiciones era hijo de Zeus y Hera, Ares fue uno de los Dioses que menos culto recibió por parte de los helenos, algo sólo comparable con Hades. Y es que en Ares se veía su mano destructiva, incluso en epidemias o pestes y según la tradición, Ares ayudaba en la batalla a quien le diera en gana, fuera griego o no. 


Sin embargo, hubo una Polis donde Ares recibió un culto desmedido: Esparta. Esto no resulta extraño, teniendo en cuenta el que esta Polis tenía un fuerte carácter militar, honrando el arte de la guerra. Se decía que el propio Ares era ancestro de los espartanos. 
A pesar de lo terrible que resultaba Ares, según la mitología griega fue vencido varias veces por Atenea e incluso por el mismo Heracles. Herido fue en la guerra de Troya y, aunque en su momento no tomo partido, combatió del lado de los aqueos en contra de la ciudad de Ilion (Troya). 

Ares y Afrodita

La épocas posteriores como la del renacimiento recogieron el testigo de la Grecia antigua, mostrándonos a un Ares sediento de sangre, siempre con un casco y una lanza, dispuesto a sembrar de sangre la tierra. Lo más curioso de todo esto es que los romanos, que lo identificaron con Marte, lo identificaron no sólo como el Dios de la guerra, sino como el de la agricultura (merced a otra divinidad heredara de los etruscos), teniendosele bastante más estima. 


Lo que parece es que el que el Martes sea considerado un día de mal fario (añadiéndole el 13 claro esta) parece derivar de que este día estaba dedicado al mismísimo Dios de la guerra; un ser poderosamente terrible, capaz de las mayores atrocidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario