sábado, 24 de octubre de 2015

La Biblioteca de Alejandria

"La Biblioteca de Alejandría Fue el primer verdadero instituto de investigación del mundo"
Esta frase de Carl Sagan ejemplifica a la perfección lo que ha significado la biblioteca de Alejandria para la historia. Y es que se ha estimado que tenía 200.000 volúmenes en la época de Ptolomeo I, 400.000 en la época de Ptolomeo II, 700.000 en el año 48 a. C., con Julio César y 900.000 cuando Marco Antonio ofreció 200.000 volúmenes a Cleopatra, traídos de la Biblioteca de Pérgamo.  


Los temas sobre esta obras no se saben del todo, pero se estima que pudieron ser escritos de todo tipo: filosóficos, literarios, científicos, etc, que fueron consultados y leídos por infinidad de personas, que buscaban el conocimiento. 


Se estima que fue fundada a comienzos del siglo III a. C. por Ptolomeo I Sóter en la ciudad de Alejandria, y ampliada por su hijo Ptolomeo II Filadelfo, para ser uno de los mayores centros culturales de la antiguedad... y lo consiguió según, claro esta, las fuentes que nos han llegado. 


Cabe destacar que la Biblioteca tuvo varios incendios, por lo que restaurada después de ellos hasta el incendio final que la acabó destruyendo. La primera fue atribuida a Julio César en medio de su guerra particular con Pompeyo, aunque serían las revueltas políticas y religiosas las que acabarían con la biblioteca tal y como se conocía, puesto que muchos dudan de que las revueltas cristianas del año 391, promovidas por el patriarca Teófilo de Alejandría para destruir edificios paganos, favorecieran el saqueo y quema de la biblioteca, puesto que no hay fuente alguna que lo recoga. Otros llegan a afirmar que la biblioteca sobrevivió hasta la llegada del Islam. Etapas posteriores como el Renacimiento supieron idealizar el incendio como una tragedia para el mundo occidental.


Lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta cuando tuvo lugar la destrucción de la misma, siendo destacable que apenas se tiene datos objetivos sobre la estructura de la biblioteca, excepto evidentemente por las fuentes de la época, que algunos ponen cuestión en base a que exageraron la importancia de la misma, dándonos una visión que ha perdurado en el subconsciente colectivo. Sólo futuras investigaciones afirmaran o desmentirán lo que se nos ha dicho hasta ahora de la Biblioteca de Alejandria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario