viernes, 25 de septiembre de 2015

¡Sufragistas!

En la actualidad nos parece muy lógico que todas las personas mayores de edad tengan derecho a voto. Sin embargo, no siempre este derecho no fue ejercido por las mujeres en muchos casos hasta bien entrado el Siglo XX, demostrándonos que el pensamiento de la sociedad en su conjunto (no solo hombres; habían muchas mujeres que no querían que se les diera este derecho) afortunadamente puede cambiar... a mejor. 


El movimiento sufragista comenzó en el Reino Unido y sus miembros eran las sufragetes (en francés: suffragettes, que significa sufragistas en español), que es un término que designa a las militantes de la Unión Social y Política de las Mujeres, organización fundada en 1903 por Emmeline Pankhurst con el objetivo de reivindicar y obtener el derecho a voto de las mujeres. 
El sufragismo, vinculado directamente con el feminismo desde un punto de vista político, nació con el establecimiento de auténticas Democracias y por tanto era necesario que las mujeres pudieran votar y ser dueñas de su destino al igual que cualquier hombre. 

Emmeline Pankhurst

Las mujeres sufragistas eran mal miradas por la sociedad de la época y muchas acabaron en la cárcel por defender el legitimo derecho a voto de la mujer, siendo acusadas de forma lamentable por desordenes en las calles cuando defendían una causa noble. Cabe destacar que este movimiento tradicionalmente relacionado con sectores izquierdistas, no estaba vinculado a ninguna ideología política (lo que lo hacía más puro), habiendo mujeres tanto de derechas como de izquierdas. De hecho, la mencionada Pankhurst, fundadora del movimiento, fue miembro del Partido Conservador. Por otra parte, la hija de la propia Pankhurst, Emmeline, formó parte del ala más radical de las sufragistas, estando vinculadas a movimientos marxistas de moda en aquella época con el triunfa de la revolución en Rusia. 


El que hubiera una asociación como tal, no significo que las sufragistas no estuvieran en diferentes organización desde donde aplicaban sus tácticas, algunas pacíficas y otras más radicales. Algunas sufragistas destacadas, aparte de Pankhurst, fueron Emma Goldman, Emily Davison, Carmen Karr entre otras. Por otra parte, el sufragismo se extendió hasta países como Alemania donde se fundaron organizaciones con el fin último de conseguir el voto de la mujer.

Detenciones de sugragistas

Aunque el sufragismo nació en el Reino Unido en 1903, ya desde antes la lucha por el definitivo derecho al voto se había iniciado antes, a mediados el Siglo XIX, y de hecho, el primer país en instaurar el voto femenino fue Nueva Zelanda gracias a la labor de Kate Sheppard, mientras el Reino Unido fue el octavo, siendo el año de 1918, aunque con matices. 


Ese año el Parlamento del Reino Unido votó una ley  acordando el derecho de voto a las mujeres de más de 30 años,con la condición de que fueran propietarias de tierras, arrendatarias que tuvieran un arrendamiento anual superior a 5 libras o diplomadas de universidades británicas. Diez años más tarde (1928), el estatus de electora cambió, equiparando a hombres y mujeres.
En 1919, los Estados Unidos instauraría el derecho al voto de la mujer y, tras la gran guerra, se unirían diversos países entre los que se encontró España, aunque no sería hasta 1931, en plena Segunda República, gracias a Clara Campoamor, que incluso se llego a oponer a sus propios compañeros ideologicos o de partido (entre los que se hallaban muchas mujeres) porque consideraban que la mujer votaría influenciada por la Iglesia Católica (¿?).

Clara Campoamor

La legislación internacional reconoció el sufragio femenino a través de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), creada después de la Segunda Guerra Mundial. Por otra parte, la Convención sobre los derechos políticos de la mujer fue adoptada por la ONU en los años 50, dejando establecido que: 
"Las mujeres tendrán derecho a votar en todas las elecciones en igualdad de condiciones con los hombres, sin discriminación alguna"
Historia aparte, lo cierto es que no todo acabo con el importante derecho al voto, sino que a medida que ha pasado el tiempo, las mujeres han conseguido una gran cantidad de derechos en pos de la búsqueda de la igualdad con el hombre, algo impensable hasta hace algo más de 100 años. 


Sin embargo, aún queda mucho por hacer para obtener la verdadera igualdad, aunque cabe decir que todo empezó con aquellas sufragistas (lunáticas según algunos personajes y periódicos de otras épocas) que buscaban la "locura" de obtener el derecho al voto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario