jueves, 17 de septiembre de 2015

¿Qué es un mito?

La palabra mito procede del griego μῦθος, mythos, que significa "relato" o "cuento" y en él se nos relatan acontecimientos fabulosos protagonizados por Dioses, Semidioses, héroes o seres monstruosos, que buscan darnos una explicación increíble a un hecho o fenómeno. 


Cabe destacar que hay que diferenciar la palabra mito de otras narraciones como las leyendas (con las que se confunden habitualmente), cuentos o fabulas. Una leyenda es una historia muy parecida a los mitos, pero tiene lugar en un tiempo real histórico y zona concreta, aunque la historia en si pueda no ser real. 
Una fabula es una historia generalmente protagonizada por animales antropormofizados y tienen una historia de tipo moral, mientras los mitos son etiológicos (aclara cómo se llegó a una determinada situación como el hecho de que suenen los truenos cuando hay tormenta por ejemplo). 


Por otra parte, los cuentos se nos presentan como ficciones transmite valores salidas del acervo popular (el bien tiene su recompensa o más vale maña que fuerza por ejemplo) a diferencia de los mitos que se nos plantean como historias verdaderas y, como ya mencione, tiene un carácter etiológico. 


Los mitos forman parte de las creencias de una colectividad o un pueblo, trasmitidas al principio de forma oral, aunque las religiones monoteístas las acabarían poniendo por escrito (de ahí que sean conocidas como las religiones del libro). En cuando a las religiones que no tenían libro, tales como la griega, dependían de la mencionada tradición oral. Las tres funciones del mito de las que se suelen hablar son:
  • La función explicativa: Los mitos justifican y desarrollan el origen, razón de ser y causa de algún aspecto de la vida social o individual. Un ejemplo, lo tenemos en la creación del mundo en todas y cada una de las religiones. 
  • La función pragmática: Los mitos son la base de las estructuras sociales y acciones, fijando una línea genealógica que debe gobernar. Muchos Reyes justificaban sus gobiernos, a partir de los mitos. La sociedad, aparte, se estructuraba en función de esos mitos. 
  • La función de significado o "sentido de la vida": Los mitos también nos otorgan un consuelo, objetivo de vida o calma a los individuos. Así se nos habla no tanto del motivo de la muerte o el sufrimiento, sino de la posibilidad de ir a otro mundo después de este, en el que no se sufra, ni padezca. La Vida Eterna, que es la base del existencialismo creyente que va más allá del mundo terrenal y de la carne. Aquí entran conceptos como el Alma Inmortal. 
Por otro lado, hay varios tipos de mitos, que van más allá de la simple función de estos: 
  • Mitos cosmogónicos:  Explican la creación del mundo, así como del universo entero. Esto es común a todas las religiones. No siempre son los Dioses los que crean por si solos el Universo o el Mundo, sino determinados conflictos entre los mencionados Dioses o gigantes. 
  • Mitos teogónicos: Relatan el origen de los Dioses. Esto era más propio de religiones como la griega (y por ende la romana) o la nórdica.
  • Mitos antropogénicos: Narran la aparición del ser humano, quien es creado a partir de otro objeto (Yahvé creó a Dios a partir del barro y a la mujer a partir de una costilla del hombre por ejemplo). También le enseña a vivir sobre la Tierra, haciéndolo Rey de toda la creación.
  • Mitos etiológicos: Explican el origen de todos los seres y cosas, a partir de determinados actos. Zeus lanzaba rayos por lo que se generaban las tormentas por ejemplo.
  • Mitos morales: Explican la existencia del bien y del mal. Esto es más propio de las religiones monoteístas que politeístas, dado que religiones como el Cristianismo nos hablan constantemente de abandonar todas las corrupciones propias del ser humano y abandonarse al bien, mientras en las politeístas, los Dioses suelen tener pasiones muy parecidas al propio ser humano.
  • Mitos fundacionales: Explican cómo se fundaron las ciudades por voluntad de los Dioses. Un ejemplo claro lo tenemos en la fundación de Roma por parte de Rómulo y Remo (amamantados por una loba), descendientes del héroe troyano Eneas, hijo de Afrodita, la Diosa del Amor. Otro ejemplo, lo tenemos en la eleccion de Israel como pueblo elegido de Dios.
  • Mitos escatológicos: Anuncian el futuro, el fin del mundo. Este tipo de mitos causan gran interés y en algunos casos tremendo espanto en los creyentes. 
Para finalizar, sólo me cabe decir que los mitos han sido, son y serán una parte fundamental de la historia del mundo y de una época en la que, en cierta medida, nos podemos ver porque sí somos lo que somos, seamos creyentes o no, es debido a los mitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario