jueves, 17 de septiembre de 2015

Los terribles vikingos

Antes de nada conviene señalar que, aunque los vikingos eran nórdicos (procedentes del norte de Europa), no todos los nordicos eran vikingos. La palabra vikingo procede del inglés viking que a su vez procede de la palabra del nórdico antiguo víkingr, que hacía referencia a que eran personas procedentes de la bahía o de la costa, que guerreaban y hacían expediciones. La era vikinga tuvo lugar durante los primeros años de la Edad Media y se suele situar sus primeros ataques y, por lo tanto, su aparición en la escena política europea con el saqueo del monasterio de la isla de Lindisfarne del año 793 donde los monjes quedaron horrorizados ante semejantes bestias que arrasaron con todo. 


Los vikingos eran el terror que procedía del norte y como tal asaltaron y saquearon poblaciones enteras, pero también iniciaron épocas brillantes como el descubrimiento de zonas inexploradas hasta entonces, llegando a ser los primeros europeos en pisar América. 

Monasterio de Lindisfarne

Un ejemplo de su carácter aventurero lo tenemos en Vinland (Vinðland en nórdico antiguo, que significa "Tierra de viñas") o Vinlandia, que fue el nombre dado por los vikingos al territorio que conocemos como la Isla de Terranova y a las zonas costeras que se encuentran alrededor del Golfo de San Lorenzo en lo que en la actualidad se conoce como Nuevo Brunswick y Nueva Escocia, en Canadá. Su explorador fue Leif Eriksson y, aunque se asentó una colonia nórdica en la zona, lo cierto es que apenas duró una década, abandonandola definitivamente. Esto tuvo lugar 500 años antes de la llegada de Colón y, de hecho, se ha llegado a decir que el navegante genovés tuvo contacto con escritos vikingos que hablaban de aquella "legendaria Vinlandia". 

Leif Erikson descubriendo América
No obstante, la conquista y el pillaje supusieron el "modus vivendis" estos hombres que fueron importantes, ya que intervinieron en lo que conocemos como las Islas Británicas (Guillermo llamado "el conquistador" o "el bastardo", que era normardo, fue Rey de de Inglaterra. Allí gobernarían los normandos durante muchos años), llegando a influir, gracias a sus incursiones, en el Imperio Bizantino o en el Califato de Córdoba. 

Guillermo I

Por otra parte, a través de los ríos del norte intervinieron repetidas veces en el mar Báltico y en Rusia, cuyos primeros Estados (como la Rus de Kiev de la que Rusia, Ucrania y Bielorrusia reivindican ser sus herederos culturales) aparecen vinculados a los vikingos. También es destacable el inmenso legado cultural que dejaron los vikingos por las tierras donde pasaron. 


La Edad Media era una etapa de asimilación de los nuevos conceptos de Estado, tras la caída del Imperio Romano de Occidente y en ese caso los vikingos aprovecharon el momento de inestabilidad, tanto política como social, que vivía la vieja Europa para masacrar a sus indefensos habitantes muchos de ellos inexpertos a la hora de combatir, pero conviene decir que hubo muchos, que también actuaron de forma terrible, aunque por razones bien distintas como la religión (el avance del islám fue impresionante). También durante esos años, nos encontramos la presión de los húngaros y ávaros, así como la de los pueblos eslavos en Europa Oriental. Esta constante inestabilidad favorecíó sobremanera la descentralización del feudalismo. 


Los vikingos navegaban mediante los drakkars o långskips, que era una embarcación de casco trincado que fue utilizado no sólo por los vikingos, sino por los escandinavos, sajones en sus incursiones. Siempre que desde la costa, se veía un drakkar vikingo, los pueblos destinados a ser saqueados se echaban a temblar. A veces era más terrible el miedo a ser saqueado, torturado o asesinado que el hecho en si mismo. 

Un Drakkar vikingo

No se tiene certeza del motivo por el cual los vikingos dejaron de atacar y ni siquiera el año en que tuvo lugar. Muchos suelen datar el final de la época vikinga con la caída del rey Harald el Despiadado, que murió en la Batalla del puente Stamford en 1066 cuando intentaba tomar posesión de Inglaterra. Por otra parte, los historiadores daneses amplían la caída hasta el año 1085 con el final del reinado de Canuto IV de Dinamarca.

Saqueo vikingo

La opción más plausible es que si bien la influencia nórdica continuo siendo relevante (apareciendo Estados fuertes como el de Suecia o Dinamarca), la aculturización o asmiliación de normandos en Francia, Inglaterra e Italia, las victorias militares de Estados como Francia que lograron asegurar las costas y la disminución de incursiones escandinavas debido a la cristianización de Escandinavia (abandonado a sus antiguos Dioses como Odín o Thor) supusieron de forma paulatina el final de su actividad guerrera y de pillaje. 


Lo que si conviene señalar es que los vikingos nunca llevaron cascos con cuernos. Esta representación viene del Romanticismo para destacar visualmente la fiereza de estos demonios procedentes de Normandia. Lo cierto es que a los vikingos nunca le hicieron falta cuernos para demostrar el motivo por el que eran conocidos como "el terror procedente del Norte".

No hay comentarios:

Publicar un comentario