domingo, 27 de septiembre de 2015

La Gran Muralla China

Es una de las construcciones más impresionantes del ser humano. La Gran Muralla China fue construida y reconstruida entre el Siglo V a. C y el Siglo XVI de nuestra era y es que dicha edificación tuvo que adaptarse a los enemigos que querían entrar en la frontera norte del Imperio Chino. Tras la unificación de China bajo la dinastia Qin se comenzó a construir esta muralla que en chino antiguo o simplicado siempre hace referencia a la longitud de la misma con la palabra fortaleza o muralla. 


Sí contamos sus ramificaciones y construcciones secundarias, se ha calculado que la muralla tiene 21.196 kilómetros de largo, desde la frontera con Corea, al borde del río Yalu, hasta el desierto de Gobi, a lo largo de un arco que delinea el borde sur de Mongolia Interior. 
Durante el Siglo XX se extendió la idea de que la Gran Muralla China era la única construcción humana que se puede ver desde el espacio. Una creencia que ha persistido desde ese momento, aunque hay astronautas como Neil Armstrong que han asegurado que no es visible a simple vista. La cuestión es que esta idea adquirió el llamativo estatus de leyenda urbana.  


Lo que es cierto es que fue designada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en  1987. Por otra parte, la Gran Muralla tiene fama de ser el mayor cementerio del mundo, sin embargo, sí bien es verdad que millones de trabajadores murieron en su construcción, no se les enterró en la muralla, sino en las inmediaciones de la misma. 


La Gran Muralla China es una reconocida como una de las siete maravillas del mundo moderno. La verdad es que no hace falta tales títulos para admitir que efectivamente esta construcción es una de las obras más grandes salidas de la mente del hombre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario