viernes, 11 de septiembre de 2015

Brabender o aquel joven que se convirtió en leyenda

En 1966 llegaba a Madrid un joven baloncestista de apenas 21 años. Recién salido de la Universidad, ese joven venía a la capital de España para coger experiencia y regresar a los Estados Unidos. Vino para uno o dos años y se quedó para siempre. Ese joven tenía un nombre y se llamaba Wayne Brabender. 


Brabender fue muchas de las apuestas arriesgadas de Pedro Ferrándiz para jugar en el Real Madrid y una vez más le salió más que bien. Brabender era un genio en muchas facetas del juego, pero sería en el tiro exterior por lo que sería conocido y temido por sus adversarios. Wayne podría haber ido a la liga estadounidense, ya que elegido en el Draft de la NBA de 1967 por Philadelphia Warriors, pero no sólo no lo hizo, sino que un año después se nacionalizaria español, pudiendo jugar con la Selección de España.  


Brabender se convirtió en todo un seguro de vida de un Real Madrid dominador del deporte de la canasta durante los años 60 y 70 y de una Selección Nacional, que comenzó a ganar medallas en los años 70. El genio del tiro exterior fue 190 veces internacional con el combinado español. 


Sin embargo, no hubiera jugado tanto en la Selección Española, de no mediar sus grandes participaciones con el Real Madrid del que se convirtió en uno de sus bastiones cuando las cosas se ponían feas. No sólo era un grande que martilleaba a las defensas con el tiro, sino que demostraba una gran habilidad para entrar a canasta. 

 
 
Así, a nivel colectivo, consiguió 13 Ligas españolas, 7 Copas de España, 4 Copas de Europa, 3 Copas Intercontinentales y un Mundial de Clubes; todo un registro para un hombre que no esperaba conseguir tanta gloria cuando llegó con apenas 21 años a la capital de España; ni el mismo sabía que se convertiría en uno de los mejores jugadores ofensivos no sólo en España, sino en la vieja Europa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario