viernes, 25 de septiembre de 2015

Aquella chica de la curva

Todos habremos escuchado esta historia alguna vez. Versa sobre sobre una joven que hace autostop en una carretera generalmente por la noche, siendo recogida por un coche. Tras un tiempo en absoluto silencio, ella le comenta misteriosamente al conductor que tanga cuidado con una curva porque ella se mató en accidente de coche, desapareciendo en ese momento. A veces se nos cuenta que posteriormente el conductor termina enterándose que la mujer efectivamente había muerto en un accidente. Esta leyenda urbana es la de la autoestopista fantasma, aunque tradicionalmente es conocida como la de la chica de la curva. 


Esta historia es muy conocida, destacando por haber una gran cantidad de variantes, entre las que se encuentra el que la joven accidentada lleva un traje de bodas debido a que se mató en su noche de bodas. Esta historia ha pasado a nuestro acervo popular como ya mencione como una leyenda urbana, aunque ya se contaba desde hace siglos, adaptándose, claro está, a los cambios en cuanto al sistema de transporte, ya que nos podemos encontrar relatos donde se aparece a carruajes o jinetes. Con el avance de Internet, se han grabado supuestos avistamientos de chicas de la curva, aunque, como casi todo lo que se sube a la denominada red de redes, la veracidad de estos vídeos la pongo en cuarentena. 


Anécdotas visuales aparte, lo que si parece cierto es que tanto las historias del pasado como las del presente parecen tener un nexo en común y éste consiste en que la aparición avisa a los conductores sobre la peligrosidad de las curvas para que no cometan el mismo error de ella en vida. Sea verdad o no las historias de supuestas apariciones, lo que si les  puedo asegurar es que particularmente me abstendré por pasar por curvas con escasa visibilidad no sea que me encuentre con aquella chica de la curva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario