viernes, 28 de agosto de 2015

Kirby y el renacer de los superhéroes

Han habido muchos grandes dentro del comic book estadounidense (ya he hablado de varios), pero sí hubo un superviviente, un hombre que forma parte de muchas épocas dentro de la viñeta; ese hombre es Jacob Kurtzberg al que todos conocemos por su seudónimo: Jack Kirby.


Kirby comenzó su carrera como dibujante en los años 30, pero sería, tras el boom de los superhéroes (en especial Superman), cuando cogería gran fama gracias especialmente al Capitán América; un superhéroe creado para combatir a los nazis y que, en cierta medida, es heredero de su época como personaje destinado a la propaganda contra las fuerzas del eje. 
Sin embargo, no todo eran comics, ni superhéroes. Kirby cultivó otros géneros como el policíaco, el suspense o la ciencia ficción en historias, que hicieron las delicias de los jóvenes del momento. Los superheroes, tras la censura impuesta desde el poder político debido a la supuesta violencia que pervertía la mentalidad de los jóvenes, estaban de capa caída. 

 
 
Sin embargo, no todo estaba dicho. Siguiendo la estela de la Liga de la Justicia de América de la editorial DC, la gran rival de ésta, Marvel, decide encargarle a Stan Lee como guionista y Jack Kirby como dibujante la creación de unos superhéroes que pudieran "competir" con los de DC. 

Primer número de los cuatro fantásticos

Así nacerían los Cuatro Fantásticos, Thor, X-Men y la unión de muchos ellos, los Vengadores, dibujados por la mano maestra de un Kirby, que dibujo tras dibujo, personaje tras personaje, se convirtió en el dibujante más influyente de la historia de los comics. 


El sería el causante del renacimiento de los superhéroes y, con ello, de la llegada de una nueva etapa que sería denominada como la Edad de Plata de los comic-books.

No hay comentarios:

Publicar un comentario