jueves, 6 de agosto de 2015

¿Democracia interna?

Miles de veces hemos escuchado eso de la política interna de los partidos políticos en España. Hay partidos que utilizan el dedazo y lo reconocen, hay otros que utilizan el pucherazo para elegir a sus candidatos y los hay que se atreven a hablar de primarias cuando es una evidencia que este candidato ha sido de de una forma solapada impuesto por la "oficialidad" del partido, sin contar con el verdadero sentir de los militantes, imponiendosele pactar con otros partidos (aunque no quiera) con tal de "echar" al que ha ganado libremente las elecciones (ya saben a quien me refiero).


Lo que es lamentable es que partidos políticos que se niegan a listas abiertas y a un sistema de elección interno libre se atrevan a darnos lecciones de Democracia. Incluso es extraordinariamente llamativo que participen de una Democracia cuando el sector "oficial" del partido impone de manera solapada a sus candidatos y conocen quien vota y deja de votar, sabiendo, claro ésta, lo que eligen. 
No nos engañemos. Por Ley los partidos pueden elegir a sus candidatos de la forma que ellos quieran, independientemente de que sea de una forma democrática o no; tampoco hay lideres de partido que estén dispuestos, a pesar de lo que nos dicen los denominados emergentes, a renunciar a cualquier cota de poder, aunque eso sea lo que hayan elegido los militantes. 
Esta es la lindeza de nuestra Democracia: permite partidos que desprecian abiertamente la Democracia, apoyando países totalitarios, y permite partidos que de forma interna no quieren elegir a sus candidatos de forma democrática. Y sí por casualidad los eligen, acaban haciendo una fuerte campaña desde dentro para derrocar al candidato. Y Borrell sabe a lo que me refiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario