lunes, 29 de junio de 2015

Un coloso del cine llamado Steven Spielberg

Hablar de Spielberg es mencionar a uno de los más grandes y exitosos cineastas de los últimos tiempos; un hombre que supo ver el cambio que se estaba de alguna forma orquestando dentro del público, que quería ver no sólo buen cine, sino que la historia fuera más allá con mundos imposibles en los que el ser humano se enfrente a la maldad personificada en el propio hombre o la naturaleza. 


Spielberg comenzó a ser reconocido con "El Diablo sobre Ruedas", pero sería "Tiburón", donde el asesino es un sanguinario escualo la que lo catapultaría a una fama, que nunca le abandonaria. Ya un año antes del estreno de "Tiburón" iniciaría su colaboración con un hombre que ha supuesto una gran importancia para el propio Spielberg hasta el punto de que muchas de sus películas no serían lo mismo sin él; John Williams sería el que daría música con sus fabulosas composiciones a la mayoría de las obras de Spielberg (sólo no intervino en "El color púrpura" y "Twilight Zone: The Movie"). 


Spielberg es un gran aficionado al cine y se ha inspirado a nivel escénico en cineastas del calibre de John Ford, Alfred Hitchcock y David Lean (que rechazo la oferta de Spielberg de dirigir "El Sol Naciente", algo que acabaría haciendo el propio Spielberg) y, quizá el cineasta de la Nouvelle Vague más aceptado en los Estados Unidos, François Truffaut, que fue uno de los actores protagonistas en "Encuentros en la Tercera Fase", una de las grandes obras de ciencia ficción, donde entra de lleno en el interés existente en las visitas de seres de otros mundos. 
 
Truffaut y Spielberg

En los 80, Spielberg se movió entre la fantasía y la aventura, encontrando entre cintas de ciencia ficción como "E. T. el Extraterrestre", donde los niños, una pieza clave en su forma de hacer cine, son parte importante en la historia (aparte de poner nuevamente de relieve la visita de seres de otros planetas), y la saga de Indiana Jones con un siempre recordado Harrison Ford. La espectacularidad fue y sigue siendo una parte importante en el cine de Spielberg. 

Steven Spielberg y John Williams; dúo perfecto

Pero no siempre ha sido así. A veces el corte intimista ha embargado al director hasta el punto de crear obras del calibre de "La Lista de Schindler" donde pone de manifiesto la barbarie nazi con el caso real de Oskar Schindler y la masiva salida de judios de Alemania. Por esta película conseguiría su primer Oscar. 
Sin embargo, a Spielberg nunca le abandono la espectacularidad; que el cine nos asombrara. Así concibió obras del calibre de "Parque Jurásico" o "Salvar al Soldado Ryan", obteniendo por esta última su segundo y hasta ahora último Oscar. 


Que muchas de sus películas obtuvieran records recaudatorios, ha llevado a que lo consideraran como el Rey Midas  del cine (todo lo que toca, lo convierte en oro) y con toda la razón, pero tampoco conviene desviarse de lo importante y es que muchas de sus películas no sólo se han caracterízado por la buenisima taquilla o la espectacularidad de una historias fantásticas. Spielberg ha alcanzado el grado de excelencia cuando sus obras nos ha emocionado, consiguiendo que lloraramos de emoción, de  la risa o del terror. 


Spielberg supo ver lo que quería el público y apoyandose en los clásicos consiguió que la gente siguiera sintiendo un indescriptible placer por ver cine. Y en el caso de Spielberg, al igual que el de muchos otros, estamos hablando de obras grandiosas. 
A continuación, les pongo una lista de las que, en mi opinión, son las que, hasta ahora, son sus mejores películas.

Sus mejores películas
1. La Lista de Schindler


2. Indiana Jones y la Última Cruzada


3. Salvar al Soldado Ryan


4. En Busca del Arca Perdida


5. Atrapame sí Puedes


6. E. T., el Extraterrestre


7. Tiburón


8. Parque Jurásico 


9. Encuentros en la Tercera Fase


10. El Imperio del Sol

No hay comentarios:

Publicar un comentario