viernes, 19 de junio de 2015

La tristeza de Penélope

Es una de las canciones más bellas, a la par que más tristes del genial Serrat. Una historia de una mujer que espera, siempre fiel a su amante, y que, a pesar de los años, ahí esta, soñando con el día del regreso. Una historia triste sobre una mujer, Penélope, que antepuso la llegada de su Amor a su propia vida. Sin embargo, todo sabemos en que se basa parte de la historia de esta canción ¿o no?


Resulta que a Serrat se le ocurrió la letra (la música es del recordado Augusto Algueró) cuando leyó las obras del magnífico Homero, la Iliada y la Odisea. Fue esta última la que forjaría una de sus mejores canciones. En dicha obra homérica, Penelope, Reina de Ítaca, espera a su marido Odiseo que fue a la guerra de Troya, que duró 10 años y tardo en regresar a su tierra otros días años (gracias en parte al vengativo Dios Poseidón), por lo que fueron hasta 20 años los que la paciente esposa del Rey tuvo que esperar a ver retornar a su marido. Era tal la fidelidad que le tenía a su marido que tuvo muchos pretendientes que le advirtieron de que el Rey estaba muerto y que se casara con alguno de ellos. Sin embargo Penélope siguió esperando y pasó a la historia de la literatura como uno de los personajes más fieles que se recuerdan. 

Odiseo y Penélope

Sin embargo, la historia final de la Odisea y la canción varían notablemente. Mientras en la historia homérica, Odiseo regresa junto a su amada (matando en el proceso a los pretendientes), la canción nos habla de que ella confunde a otra persona con su Amor y que, tras percatarse de su error, sigue esperando a un amante que nunca regresara, marchitandose de esta forma su Amor. 


Historia triste para una canción que pasa por ser una de las más recordadas de Serrat y de la historia de la música. Una canción que tuvo su origen en el maravilloso poema homérico, que es la Odisea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario