miércoles, 3 de junio de 2015

Cuando Ibáñez perdió a Mortadelo y Filemón

Antes que nada decir que en los años 70, ya se habían publicado varias historias de Mortadelo y Filemón no dibujadas, ni guionizadas por el propio Ibáñez. De hecho, la editorial Bruguera, al igual que muchas relacionadas con el mundo de la historieta, exigía a sus autores que los derechos de los personajes que crearan, serían propiedad de la empresa y no de ellos.La carga de trabajo a la que eran sometido Ibáñez y otros dibujantes, hicieron que salieran historias no creadas por sus propios "padres".


Sin embargo, un punto fuerte en la cuestión de los dos agentes secretos más torpes del mundo lo encontraríamos en 1985. Ese año, Ibáñez por desavenencias abandona Bruguera, pero no sólo eso. Abandona a todos sus personajes, incluido a Mortadelo y Filemón. El propio Ibáñez lucho con la editorial para obtener el derecho sobre sus propios personajes sin conseguirlo. 

Ibáñez al rescate de Mortadelo retenido por la malvada Bruguera

Una consecuencia fue el dibujo por parte de una serie de dibujantes, que unidos a diferentes guionistas se encargaron de que Mortadelo y Filemón siguieran viviendo sin su "padre" Ibáñez. La cuestión es que muchas de dichas historias aparte de tener un dibujo muy tosco, alejado del toque Ibáñez, tenían argumentos que como poco, eran sorprendentes.  Muchas de esas historias son consideradas apócrifas tales como "A la caza del Chotta" o "La médium Paquita". 


Ibánez, por otra parte, se unió a Grijalbo para la que creo a "Chica, Tata y Clodoveo, se profesión sin empleo". Todo parecía haber acabado y Mortadelo y Filemón parecían estar heridos de muerte gracias a la editorial Bruguera.
Sin embargo, no todo estaba perdido. En 1986, Editorial Bruguera fue adquirida por el Grupo ZETA, desapareciendo como tal y transformándose en la actual Ediciones B. Uno de los objetivos sería hacerse con los servicios de Ibáñez. 


Con este retorno, Mortadelo y Filemón volverían a ser dibujados por su "padre". Al final, no sólo Ibáñez recupero a sus personajes, sino los recuperamos todos los que hemos seguido y nos hemos reído con sus historietas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario