viernes, 10 de abril de 2015

Cuando las ratas abandonan el barco

Hay que decir que lo de UPyD se veía venir desde hace tiempo. Rosa Diez cometió un error político por no pactar con Ciudadanos. Y todo por su propio ego. Un ego que ya era muy conocido. Y, no obstante, vemos ahora como determinados personajes más o menos conocidos, militantes del partido, se atreven ahora (recalco lo de ahora) a hacernos ver lo que Rosa Diez había sido toda su vida, pero ¿Cuál fue el detonante de todas estas críticas?


Los malos resultados en Andalucia. Y no hay nada como unos malos resultados electorales de una formación desestructurada gobernada con puño de hierro por una persona para que nos vengan a contar milongas algunos personajes que hasta antes de ayer decía tener lealtad para con Rosa Diez, así como criticaban ferozmente al señor Sosa Wagner y a muchos otros (que los obligaron a abandonar el partido) por promover un pacto con Ciudadanos. Hay una cosa en política que es tan mala como la corrupción (y ya es decir) que es la deslealtad. Y la deslealtad hacía Rosa Diez (cuyos métodos políticos no han cambiado absolutamente nada) ha sido tremenda por parte de muchos militantes de UPyD que como las ratas abandonan el barco cuando hay un incendio. 
Es verdad que Rosa Diez cometió un error político por no pactar con Ciudadanos, pero también es verdad que eso no justifica que los que antes decían que todo era blanco, ahora digan que todo es negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario