lunes, 16 de marzo de 2015

Ricos y pobres

A mi me importa más bien poco que la pareja del Ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, sera millonaria y que tengan nosecuántos áticos a lo largo de Grecia o del mundo. Con una excepción, el carácter frívolo de la entrevista en el Paris Match, el día antes de negociar el rescate de Grecia en Europa, es asqueroso, ya que demuestra lo que determinados personajes de cierta ideología les gusta hacer: van de progres que defienden a los pobres y como tal siempre están enfrente de los millonarios, la iglesia y la derecha, que son los malvados de la película. Y todo eso, mientras visten ropas caras, van en coches de lujo, pasan su estancia en hoteles y cruceros y hasta tienen la caradura de organizar mariscadas frecuentemente o llevar relojes caros por día de la semana (algún "sindicalista" ha probado de alguna de estas cosas). 


Y considero que no hay nada más rancio que pensar que un millonario por el simple hecho de serlo es malo y el pobre por el simple hecho de serlo es bueno. Sin embargo, lo es aún más que por guardar las apariencias, algunos personajes de nuestra política crean que por ser de izquierdas tienen que poner a los "ricos" como los malos de todo. Y entre esos ricos (¿cómo no?) están los Botín, Amancio Ortega, etc. Y así nos vamos a renglón seguido el como utilizan de forma torticera la demagogia barata de siempre cuando dicen aquello de que van a subir los impuestos a las rentas del capital (los que tengan más). Primero, habría que definir lo que es un rico y, en todo caso, ésto no impedirá que los de siempre paguemos los mismos impuestos y que estemos en crisis económica. Ya se que como eslogan queda muy bien que digan que van a subir los impuestos a las rentas altas, pero es sólo eso: propaganda electoral, que, como casi todas, es basura.

Sindicalismo de clase o como vivir del cuento

En política se suelen dividir a las personas en malas o buenas, pero lo de dividir a las personas entre el malo rico y el bueno pobre no sólo es de otro tiempo, sino estúpido y más propio de una mente infantil o que se cree que los votantes son idiotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario