miércoles, 18 de marzo de 2015

No os tenemos miedo

El matonismo es incompatible con la Democracia. Esto que acabo de escribir parece obvio para personas sensatas y que llaman a las cosas por su nombre. Un Estado donde se permite el que un grupo más o menos numeroso de personas vayan a las afueras de un Parlamento para amedrentar a los representantes electos, no es Democracia; es totalitarismo.


Así lo dejo bien clara la sentencia del Tribunal Supremo que condena a aquellos que asaltaron de forma violenta y desagradable a los miembros del parlamento catalán en plena calle. Enmienda de esta forma a una Audiencia Nacional perdida que desgraciadamente se esta acostumbrando a liberar asesinos y a gente que se crió en una cueva de la cual no deberían haber salido, dada su falta de educación. Y es que uno puede protestar y enfadarse en Democracia; es sanisimo. Pero una cosa es eso y otra amedrentar y en algunos casos desear la muerte de personas por no comulgar con tus ideas.
Es curioso como cierto partido totalitario no es que se este aprovechando de la frustración provocada por la crísis y la corrupción, sino como ha sabido llevar a sus filas a personajes que viven del insulto, desde dentro o fuera de la política, alaban totalitarismos como el de Venezuela y encima te preguntan sí tienes miedo de ellos. Yo y muchos no tenemos miedo de nadie. Cuando se vive con unos principios y desde la Libertad de pensamiento (RESPETO) no se puede tener miedo. Otra cosa es que algunos tengan miedo de las decisiones parlamentarias o de que saquen sus trapos sucios y triquiñuelas como regímenes totalitarios. Yo siempre diré lo mismo: Sí tanto les gustan Venezuela o Cuba, vayanse a vivir allí. Confíen en sus bancos, en su gobierno, intenten encontrar trabajo y productos básicos de higiene. Hablar de las bondades del comunismo desde España esta muy fácil como los que empezaron a hablar mal de Franco después de Franco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario