martes, 31 de marzo de 2015

Augusta Emerita

Muchas son las ciudades de Hispania, la actual Península Ibérica Española, que destacaron en la época del Imperio Romano. Desde Gades (actual Cádiz), pasando por Tarraco (es la actual Tarragona y desde donde el Emperador Augusto dirigió campañas militares contra la población del norte hispano), Itálica (situada en el actual término municipal de Santiponce, Sevilla. Allí nacieron los Emperadores Trajano y Adriano) o Lucentum (actual Alicante). Muchas de esas ciudades no datan de época romana, sino de la época íbera.


Una de las ciudades a destacar sería Augusta Emerita. En esta ciudad se hallan y conservan algunos monumentos de la época que tanto representaron para el grandioso Imperio Romano. Les estoy hablando de obras como el teatro, el anfiteatro, el circo, el Templo de Diana o el denominado Arco de Trajano debido a que fue construido en época de dicho Emperador.

El Temlo de Diana

La ciudad fue fundada por el legado Publio Carisio en el año 25 a. C. Publio fue uno de los más importantes generales del ejercito romano. Un hombre de altura que derrotó a los astures en las guerras cántabras. Publio era un hombre de confianza para el primer Emperador de Roma Cesar Augusto. Tras esta campaña, fundaría la ciudad por orden del Emperador para asentar a los soldados licenciados (denominados eméritos) de las legiones X Gemina y V Alaudae que habían combatido en las guerras cántabras. Un emérito (del latín ex, por, y meritus, mérito; "por mérito, debido al mérito") es una persona que recibe ciertos beneficios después de haberse retirado de un cargo.

Augusto, primer Emperador de Roma

Emerita Augusta sería la capital de la provincia hispana de Lusitania, y, a partir de finales del Siglo III, la capital de la Diócesis de Hispania. Emerita Augusta es la actual Merida, que se encuentra en la región de Extremadura, España. Su conjunto arqueológico prodigioso hizo que la Unesco la declarara Patrimonio de la Humanidad. Todo

No hay comentarios:

Publicar un comentario