jueves, 5 de febrero de 2015

En busca de las tumbas perdidas

Parece mentira que no sepamos nada de donde están enterrados hombres que fueron tan poderosos en vida como Alejandro Magno. Y así ha pasado con personalidades de todas las épocas.


No siempre fue la casualidad. Muchas veces el mismo fallecido quiso que así fuera. Un ejemplo lo tenemos en Genghis Khan, el gran líder mongol. Genghis no quería ser inmortalizado en un mausoleo monumental, como tantos en sus circunstancias, sino ocultarse tras las sombras del misterio. Para asegurarse de que fuera así, los soldados que acompañaron el cortejo fúnebre eliminaron a todos los aldeanos que vieron la procesión o que asistieron al entierro, y, tras obviamente enterrar a su jefe, se suicidaron. Nadie podía saber dónde había sido sepultado. Es por eso que a día de hoy podría estar en cualquier lugar. Se ha llegado hasta a buscar su tumba vía satélite con pocos resultados. 

Genghis Khan se aseguro mucho de que no hallaran su tumba

Por otro lado, sería Egipto la que pondría una buena dosis de misterio en cuanto a tumbas desaparecidas de personajes importantes. Uno de los ejemplos fue el intento de hallar la momia de la faraona Nefertiti, uno de los personajes más importantes de la historia del país de las pirámides, que, a pesar de sus grandes hallazgos, todavía queda por explorar mucho del mismo y puede que entre esos misterios hallemos por fin la tumba de la legendaria reina.

Busto de Nefertiti

Ni en España nos hemos librado de nuestros pequeños misterios en torno a las tumbas desaparecidas. Y ahí viene el misterio de donde reposan los huesos del príncipe de las letras castellanas, el autor del Quijote, don Miguel de Cervantes, cuya búsqueda se ha inició en el Convento de las Trinitarias, donde el manco de Lepanto dejo dicho que lo enterraran, aunque puede que este en una fosa común con restos de otros cadáveres, algo que no es más que una metáfora de como vivió (más bien malvivió) uno de los grandes autores de la literatura castellana y universal.

¿Dónde esta don Miguel?

Sin embargo, no siempre todo esta perdido. Tras muchas averiguaciones, se hallaron los restos del hasta ese momento desaparecido Ricardo III, al que inmortalizo Shakespeare en la obra del mismo nombre y que falleció en la batalla de Bosworth ("Mi Reino por un caballo"). 

Restos de Ricardo III

El caso es que se tiene previsto que el 26 de Marzo de 2015 el cuerpo de quien fuera el último rey medieval de Inglaterra finalmente será sepultado en la Catedral de Leicester. Un acicate más para buscar más tumbas perdidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario