jueves, 26 de febrero de 2015

Corrupción mantenida

Para que exista una corrupción se pueden dar múltiples factores. Lo primero es que tiene que haber un corrupto y un corruptos. Sí encima, hay un pueblo o región que lo consiente por prebendas recibidas durante un tiempo importante, estaríamos hablando de una sociedad clientelar o caciquil. Una persona se mantiene en el cargo por ir a favor de un vecino en temas particulares como un negocio o la construcción de una casa, por ejemplo.

 
Esto viene a colación de una noticia en la que se dice que una encuesta da al partido que esta formando el ex-socialista, Presidente actual del Cabildo de la Gomera, Casimiro Curbelo, una mayoría absoluta en la isla y dos escaños en el Parlamento de Canarias. Un señor, que no es que lleve nosecuántos años como Presidente del Cabildo o se empeñara en tener un aeropuerto deficitario. Estamos hablando de un señor imputado en dos causas judiciales y, por dicho motivo, el PSOE literalmente lo echa de sus filas (Ojo: fue a raíz de lo de Madrid porque ese señor llevaba tiempo imputado). Resulta que en la Gomera esta pasando lo que sigue sucediendo en territorios como Andalucia con el famoso PER o lo que sucedió en Marbella. Todo el mundo sabía que había corrupción, pero como este señor "acelera" de forma poco "clara" situaciones tales como mis negocios o la construcción de mi casita en terreno ilegal, le sigo votando. 
Lo que pasa en la sociedad española es que hay mucho enfermo que esta dispuesto a votar a un tipejo procesado o imputado en miles de causas judiciales por motivos oscuros y que le importa un pimiento que les robe con el dinero de todos con tal de que ese mangante me considere de los suyos y como tal me favorezca cuando se lo pida. Esta es una forma de tener el voto cautivo. Y puede pasar en territorios tan importantes como Alicante o Madrid hasta territorios tan minúsculos como el de la Gomera.
Un sistema caciquil donde efectivamente no hay pucherazos, pero donde vemos como determinados personajes dan la confianza a gentuza que no es que lleven años y años viviendo de la política, sino que encima tienen la osadía de robar el dinero que no es sólo de los que le votan y les importa más bien poco que les roben. Es el dinero de TODOS. Los que no votan a esos señores por corruptos, ya saben a quien darle las gracias: A aquellos que con su voto amparan a esos mangantes, que desprecian la Democracia, llevándoselo calentito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario