miércoles, 17 de diciembre de 2014

¡Imperio!

Muchos son los Imperios que han poblado la tierra a la largo de la historia. Antes que poner de relieve los Imperios más reconocidos e importantes, convendría definir la palabra en cuestión ¿Qué es un Imperio?


Un Imperio es ante todo un Estado que mediante conquista o anexiones, aumenta sus fronteras. La clave es una política expansiva, bien mediante la acción cultural, bélica o religiosa. Al frente de dicho Imperio suele estar un Emperador, aunque en ocasiones es un Rey como sucede en casos como el Imperio Británico. 
Una vez señalada la definición, hay que hacer hincapié en los Imperios más destacados no sólo por extensión, sino por trascendencia histórica. A destacar, por supuesto, el Imperio Romano, cuya importancia radica en que gran parte de su cultura, procedendente del orbe grecolatino, perdura hasta nuestros días. Roma comenzó siendo una Monarquía, cuya historia legendaria conocemos, ya que empieza desde los celebres Rómulo y Remo, siguió con la República y acabo en un poderosisimo Imperio con unas legiones aptas para la guerra y cuyo primer Emperador fue Augusto, sobrino-nieto de Julio César, dictador, cuyo asesinato posibilito el advenimiento de dicho Imperio. Como nota curiosa cabe destacar que el título de Emperador era el de "César", homenaje clarísimo de Augusto a su pariente. 

Augusto, primer Emperador Romano

La llegada del islamismo fue importantisima para el advenimiento de nuevos Imperios, que tenían como nombre a las diferentes dinastias como por ejemplo el Califato Abasi y el Omeya. Sin embargo, el más importante y que duro hasta la Gran Guerra del 14 fue el Imperio Otomano, creado a partir de la conquista de los musulmanes del antiguo Imperio Bizantino, que salio directamente de la separación del propio Imperio Romano en occidente y oriente. El Imperio Bizantino nos dejo una cultura y un arte que forman parte de la historia de la humanidad. Gran parte del extinto Imperio Otomano es la actual Turquía.

Bizancio nos dejo el arte bizantino

Por otro lado, tuvimos Imperios asiaticos de gran importancia, aunque el más trascendente fue el Mongol dirigido por Genghis Khan, que es el segundo que más extensión ha ocupado en toda la historia. 
 

Por otro lado, tenemos el Sacro Imperio Romano Germánico, que buscaba ante todo la expansión del Cristianismo por toda Europa, así como, en cierta medida, reinstaurar el extinto Imperio Romano en un Imperio más poderoso. Se consiguio en parte y cabe decir que dicho Imperio recibia muchos favores, como es lógico, del Papado. Uno de los Imperios a destacar y al que sucederia el Sacro Imperio Romano Germánico fue el denominado Imperio Carolingio que deriva del nombre de Carolus Magno, conocido por todos nosotros como Carlomagno. 

El Emperador Carlomagno

Sin embargo, aquel donde "no se ponía el sol" y que fue el primero en llegar a la "desconocida" América  fue el Imperio Español, que primero con Carlos I y después con Felipe II alcanzo cotas hasta ese momento inimaginables. España no sólo se expandio a nivel político, sino cultural, formando parte los primeros siglos del Renacimiento de un florecimiento cultural de todo lo español, que ha llevado al castellano a ser uno de los idiomas más hablados en la actualidad. 

Aguila bicefala, escudo de armas de Carlos I de España

La gran época cultural y política de España fue conocida como Siglod de Oro, aunque duro mucho más de un Siglo. Con la llegada de los nacionalismos, llego el declive español, que se constanto con la perdida de Cuba y Filipinas a manos de una nación en claro progreso: los Estados Unidos, a la que sí bien no podemos considerar un Imperio, es uno de los países más importantes de último siglo y medio.
Otro de los grandes Imperios, que entro en dura competencia con el español fue el Británico, que es el que más extensión ha tenido a lo largo de la historia y que se ha ido deshaciendo de sus posesiones poco a poco, aunque aún le quedan unas cuantas colonias.  

Isabel I de Inglaterra

Por último, no debemos olvidar a Imperios desaparecidos durante la Gran Guerra, obviando al mencionado Imperio Otomano: uno fue el Imperio Ruso, que sucumbio frente a la revolución organizada por Lenin y sus acolitos, que hicieron que Rusia pasara del Zarismo dictatorial a la dictadura del proletariado, que dejo en la misma miseria a los que ya estaban empobrecidos. El siguiente fue el Imperio Austro-Húngaro, que se desmembro de dos países: Austria y Hungría, que padecieron mucho, puesto que ambas sucumbieron primero al nazismo y posteriormente al comunismo. 

Familia del Zar Nicolas II

Otros de los Imperios europeos a destacar son el frances, que vivio varias étapas y tuvo bastante colonias en África, y el Alemán, que fue el derrotado, tras el fin de la Gran Guerra del 14 y desaparecio por la conocida como Alemania de Weymar. Como dato curioso cabe destacar que los Imperios alemanes eran conocidos como Reich. Así el Sacro Imperio Romano Germánico era el I Reich, el Imperio Colonial Alemás era el II Reich y los nazis, haciendo notar sus interes expansionista, llamaron a la Alemania que ellos mismos estaban masacrando, como el III Reich, dando a entender que este era el tercer Imperio que tenía lugar en Alemania, algo que según decían duraria 1000 años (afortunadamente no fue así).

Bismarck, creador del II Imperio Alemán

Una de las nefastas consecuencias del Imperialismo es el colonianismo salvaje, que tuvo su principal motivo en África donde miserables utilizaron mano de obra esclava para llevarse los recursos naturales del continente. El reparto fue una asquerosidad y la descolonización igual, puesto que ésto posibilito la llegada de guerras, ya que desde el principio se fijaron las lineas entre países en medio de tribus, que estaban muchisimo antes de que los europeos llegaran a sus zonas. Lo mismo paso en América, donde la descolonización salvaje por medio de la guerra hizo que, al igual que en África, llegaran tiranos y despotas, que para nada son democratas y lo único que hacen es fomentar la corrupción y la desigualdad.
Obviando estos temas controvertidad de gran actualidad, a lo largo de la historia, han habido muchos Imperios de los cuales sólo he mencionado una pequeña parte de ellos, aunque esta claro que por extensión o duración, son de los que más nos han influido y que, en cierta medida, han formado nuestro pensamiento actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario