martes, 16 de diciembre de 2014

En busca del Rey Arturo

Es quizá una de las leyendas más reconocidas del medievo. La historia del Rey Arturo y sus caballeros, así como todo lo que gira en torno (mesa redonda, Merlín, etc.) ha sido tratado desde en obras literarias, pasando por el cine y acabando por muchos estudios alrededor de su figura o de como pudo generarse tal leyenda y si esta tiene algo de real. ¿Lo tiene?


Primero centremonos en las primeras fuentes en torno al supuesto Arturo. Éstas se encuentran en las literaturas célticas, aunque el primer relato propiamente dicho se encuentra en la Historia Regum Britanniae (Historia de los reyes británicos), de Geoffrey de Monmouth, quien configuró los rasgos principales de su leyenda y que todos más o menos conocemos. Nos presenta a Arturo como un Rey de Gran Bretaña que derrotó a los sajones y estableció un imperio en las islas. En su relato aparecen figuras de sobras conocidas como el padre de Arturo, Uther Pendragon, y su consejero, el mago Merlín, además de elementos como la espada Excalibur. También menciona el nacimiento de Arturo en Tintagel, así como su batalla final contra su hijo Mordred fruto de su relación incestuosa con su media-hermana Morgana. 

Merlín, personaje clave en el ciclo artúrico

Posteriormente, aparecerían personajes del calibre de Ginebra, esposa de Arturo, que tuvo una relación extramarital con uno de los caballeros de su propio esposo, Lanzarote. En dichas historias se mezclo el misticismo propio del paganismo donde la magia tenía mucha importancia, con elementos cristianos, que ponían al Rey Arturo y sus caballeros como buscadores del Santo Grial, la Copa que, según la tradición, había utilizado Cristo para la Última Cena. Además la tradición nos cuenta que el Rey Arturo volaba alrededor de Gran Bretaña en forma de cuervo y que sólo volvería cuando su patria lo necesitara. Esta última tradición tuvo tal acogida que llego a ser prohibida por las autoridades la caza de cualquier cuervo.

Muerte de Arturo

Como mito, Arturo paso a la iconografía del buen Rey, respetado por sus caballeros a los que trataba como iguales (la mesa redonda es buen punto en favor de dicha igualdad) y que respeta a sus propios enemigos. Sin embargo, dada los múltiples añadidos en torno a tal figura, es imposible saber a ciencia cierta sí existió tal personaje o alguien que se le igualara. 
Obviando temas como la magia o temas religiosos como el Grial, esta claro que la literatura hizo mucho por eliminar cualquier rastro de un Arturo real y es que la época en la que supuestamente vivió el supuesto personaje nos habla de unas islas británicas muy divididas, con varios líderes, tras la caída del Imperio Romano. 

La Mesa Redonda

Es de destacar que la falta de menciones antiguas fuera de la literatura, lo que ha llevado a muchos investigadores a destacar tan solo la supuesta existencia de un Arturo fuera de la leyenda, algo que no es más que un error propio de los historiadores: no ver más allá de sus propios papeles. 
Puede que nunca sepamos sí existió un personaje con tales cualidades. Lo cierto es que, como toda leyenda, puede que tenga algo de realidad ¿Qué opinas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario