lunes, 27 de octubre de 2014

Hasta las narices de Franco

Uno de los deportes que más me gusta, no se sí lo habrán notado, es el fútbol. Este, además, es una de las prácticas deportivas más atrayentes del mundo y más concretamente de España y me encanta Por eso, me enfada cuando determinados personajes intenta mezclar algo que me gusta como es el fútbol con algo completamente diferente que es la política. Y cuando esos sujetos mezclan franquismo con éxitos deportivos, se me calienta la sangre.


Un caso lo comprobe ayer cuando entrando en cierta cafetería de mi ciudad, un grupo de personas estaban hablando sobre el Real Madrid-Barcelona del Sábado. Uno de ellos se atrevio no solo a decir que la última Copa de Europa ganada por el equipo blanco fue robada (¿Qué tendrá que ver con lo de ayer?), sino que Franco ayudo al Real a conseguir las seis primeras Copas de Europa. Uno de sus acompañantes le espeto que el no podía saber tal cosa, puesto que ni siquiera había nacido.
Resulta sorprendente como una mentira tan infame ha podido calar en gente que efectivamente es muy joven (algunos no tienen ni mi edad) y lo más triste de todo es que se jactan de no solo decirlo, sino de hablar con términos tales como "Copas de Europa manchadas en sangre" (esto último lo escuche en cierto debate televisivo). 

Kubala y Di Stéfano, los dos colosos del fútbol
 
Una de dos: o esos tipos se creen que los demás somos unos completos imbéciles o ellos ya lo son de por si. Esos tipos se deben creer que Franco y sus acólitos se comían la cabeza para ver como ayudaban al Real. Resulta curioso que hablen de "Copas de Europa amañadas" porque participaban "seis equipos" (dicho por el tipo del bar). Pues resulta que esos equipos (eran más de seis) eran los Campeones de las Ligas Europas, a diferencia de la actual Champions League (que de "Champions" no tiene nada) en la que pueden participar hasta los cuartos de ligas como la española. Se olvidan muchos antimadridistas (me niego a decir que esa gente son aficionados del Barcelona) que el Real estuvo dos décadas sin ganar una Liga (en una casi desciende), que el régimen hizo todo lo posible para que Kubala jugara en Barcelona a pesar de venir del comunismo (llego a ser bautizado en España: su padrino Muñoz Calero, hombre del franquismo y Presidente de la RFEF), se olvidan de la recalificación del antiguo campo de les Corts (por sí no lo saben algunos es el antiguo campo del Barcelona), se olvidan de algunos Presidentes falangistas que tuvo el equipo azulgrana y se olvidan de la medalla entregada al propio dictador, que aún conserva la familia Franco.

Montal, Presidente azulgrana, y Franco

Para hablar de fútbol, hay que saber de fútbol; para hablar de historia, hay que estudiarla o haberla vivido y para hablar de política, es mejor tener alguna idea o noción de lo que se pretende decir. Para decir barbaridades que se vayan a su casa porque entre la anterior legislatura de ZP (la mal llamada ley de memoria histórica) y los lloros de los que culpan a Franco de todo (después de muerto, claro esta), me tienen hasta las narices.
PD: Por cierto, me tienen frito con el caso Di Stéfano. Sí don Alfredo hubiera pasado sin pena, ni gloria, no hubieran dicho nada, pero como fue uno de los más grandes del balompié...

No hay comentarios:

Publicar un comentario